Oslo, una ciudad sin carbono y sin coches para 2030