Oxígeno contaminado en botes para inhalar