Paneles fotovoltaicos en los tejados podrían generar hasta un 40% de la electricidad en Europa en 2020