Paneles solares caseros
Cada vez más personas instalan paneles solares en sus hogares, ya que así podrán aprovechar mucho más la luz natural y convertirla en energía, lo que supone un ahorro económico que además beneficia al medio ambiente. Si no puedes comprar uno, es una excelente opción hacerlo en casa, no es muy complicado y tiene muchos beneficios.

Espero que este artículo sea práctico para que puedas aprender a construir tu propio panel solar, verás que puedes lograrlo en tan sólo unos minutos. Sigue leyendo y te explicaré todo lo que necesitas para hacerlo, centrándome en este caso en un panel solar para lograr agua caliente.

Consigue agua caliente

Todos los materiales que necesitas para lograr agua caliente son fáciles de conseguir, y podrás aprovecharlos al máximo para lograr algo de energía solar, que por poca que sea te vendrá fenomenal, ya que es gratuita y puedes disfrutar de ella todo el año. Necesitas una caja de cartón grueso, una botella de plástico de 1,5-2 litros, papel celofán, papel de aluminio, pintura negra y botellas usadas para la iluminación solar.

– Enjuaga la botella varias veces y, cuando se seque, pinta la parte exterior de negro.

– Pon la caja de cartón con las paredes oblicuas, de forma que cuando apoyes la botella en el fondo se quede inmovilizada, o al menos lo máximo que se pueda.

– Forra el fondo y los laterales internos con papel de aluminio, y pégalo con celofán, adhesivo o cinta.

– Llena 3/4 la botella con agua y comprímela para que el agua llegue al tope. Tápala con firmeza y métela en la caja, para después cubrirla con papel celofán y pegarla con adhesivo.

– Pon la caja orientada hacia el norte e inclinada unos 45º con respecto al suelo, así aprovecharás al máximo los rayos del Sol. En unas horas, entre 2 y 5 depende de los rayos, tendrás agua caliente como para hacerte una infusión, por ejemplo.

Energía solar casera

Puedes conseguir elementos mucho más interesantes y que realmente te permitirán aprovecharte de la energía solar, pero para hacer alguna de esas instalaciones necesitas tener conocimientos de electricidad y el uso de la energía. Al tenerla, conseguir ahorrar, por ejemplo, en las facturas de la calefacción y refrigeración, y puedes construir también pequeñas lámparas. Lo importante es que vivas en una zona en la que haya una buena cantidad de luz solar, al menos en gran parte de los días, ya que así notarás realmente el ahorro.

Recomendaciones

Toma siempre precauciones en cualquier instalación que vayas a preparar, por pequeña o grande que sea, especialmente si tienes que subirte a un tejado o manipular algún aparato o cable eléctrico. Utiliza guantes y todos los elementos que sean necesarios para que no te lleves ningún susto que pueda salirte caro.