Una pareja compra una isla y la convierten en un paraíso sostenible