Peces con cáncer de piel
Por primera vez, investigadores han encontrado peces salvajes que padecen cáncer de piel. Son tres especies de trucha de la Gran Barrera de Coral australiana, justo debajo del mayor agujero en la capa de ozono del planeta. Los científicos han encontrado lesiones y manchas oscuras en los peces, algo parecido a lo que sería un melanoma humano. No se sabe aún si los peces enfermos son peligrosos en caso de que los consuman seres humanos.

El primer indicio llegó cuando un grupo de biólogos marinos estudiaba tiburones en la Gran Barrera de Coral. Las truchas de las que se alimentaban tenían manchas negras en la piel. Al principio, creyeron que era un hongo. Para cerciorarse, enviaron muestras del tejido de los peces a sus colegas de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido.

Tras descartar otros factores como patógenos microbianos o polución marina, los científicos creen que la radiación ultravioleta parece la causa más probable del cáncer. El equipo examinó las células de la piel con el microscopio y, a diferencia de las células normales, aquéllas estaban fuertemente agrupadas y producían pigmento en áreas donde normalmente no lo hacen. Las lesiones eran idénticas a las que tienen los peces a los que provocan cáncer en laboratorio.

Los científicos no saben desde cuándo se produce este fenómeno, pero aseguran que está ampliamente extendida en la Gran Barrera, ya que afecta a tres especies diferentes de este tipo de pez. No descartan que haya otras especies amenazadas.

Además, todo esto prueba que la región recibe mucha más radiación ultravioleta que otras partes del planeta. Los australianos no deben olvidar nunca echarse crema de protección solar.

Por otra parte, las tres especies de peces han podido cruzarse entre sí y tener crías más propensas al cáncer debido a la pérdida o a la mutación de algunos genes.