Peligran las cosechas de cereal en Inglaterra por la escasez de lluvia