Peligros que acechan al Parque de Doñana
El Parque Nacional y Natural de Doñana es uno de los espacios naturales más importantes de la Península Ibérica y tiene un valor medioambiental incalculable. Sin embargo, algunos proyectos de las instituciones públicas y acciones de agricultores de la zona ponen en peligro al parque. En los últimos meses, un pozo ilegal y la presa de Alcolea, ambas actuaciones llevadas a cabo con la excusa de regar cultivos, perjudicarán sin duda al Parque Natural.

La presa de Alcolea, debido a la concentración de metales pesados en el agua y a su mala calidad (a lo que hay que sumar las irregularidades producidas en su tramitación), convierten al proyecto en inútil e inviable. La construcción de esta presa supondrá un gran riesgo de contaminación para los cultivos, acuíferos y suelos, y, además, implicará un coste desorbitado para los agricultores. El proyecto ha sido impulsado por el Ministerio de Medio Ambiente de España.

Por otra parte, la organización ecologista WWF ha puesto en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) la construcción “ilegal” de un pozo en una finca de cultivo de frambuesa bajo plástico en el entorno del Espacio Natural de Doñana. En concreto, en el término municipal de Bonares (Huelva). El responsable de Agricultura de la citada organización ha explicado que han detectado la construcción “ilegal” de un pozo para extraer agua del Acuífero 27, uno de los más importantes y que nutre al Parque. Esperan, por tanto, que el Seprona abra expediente y sancione lo que esta maniobra conlleva.

Según cálculos de la organización WWF, existen unos mil pozos ilegales en el entorno de Doñana que esquilman el acuífero Almonte-Marismas o Acuífero 27, del que se nutre el Espacio Natural de Doñana. Es esencial que no se sigan produciendo este tipo de actuaciones, sobre todo, teniendo en cuenta que el Plan Especial de Ordenación de las zonas de regadíos ubicadas al norte de la Corona Forestal de Doñana, en los términos municipales de Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado (Huelva), se encuentra en consulta pública hasta el 30 de mayo. Si se permite uno de los pozos, puede ser un efecto llamada para abrir más pozos.

Actualmente, la situación hidrológica en el Espacio Natural está en perfectas condiciones. Pero hay que pensar que volverán a producirse años secos. Es mejor prevenir.