Percebeiro shield, el escudo que protege a los percebeiros gallegos
El percebe es uno de los más preciados tesoros de la gastronomía gallega. Estos crustáceos crecen adheridos a las rocas gracias a la denominada “glándula del cemento” que les permite una fuerte fijación a las rocas y que sólo se consiguen desprender utilizando una raspa y gran destreza. Además, el percebe capta el oxígeno disuelto en el agua, de forma que cuanto más batida y fría el agua, más cantidad de oxígeno y mejores son los percebes. Por esa razón los percebes de mayor tamaño están en las rocas donde hay más olas. Y precisamente donde el mar impacta la costa con más fuerza es donde existe más riesgo para los percebeiros gallegos que se juegan literalmente sus vidas para traernos este exquisito crustáceo a nuestras mesas.

Pero la tecnología también puede ponerse al servicio del hombre y de la seguridad. Por eso, Nissan ha creado un sistema integral de dispositivos incorporados en el traje de neopreno de los percebeiros que les alerta en tiempo real del comportamiento del mar y de las olas mediante sensores de audio, vibración y luz. Dicha tecnología les posibilita anticiparse al peligro y desplazarse para evitar caerse al mar con el peligro que ello supone por las corrientes marinas y la fuerza del agua.

Básicamente mediante un sistema LIDAR de infrarrojos, se analiza la espuma que producen las olas y utiliza estos datos para calcular mediante algoritmo cuando vienen las olas más peligrosas. Es entonces cuando el sistema se activa para enviar alertas en tiempo real al dispositivo wearable que lleva el profesional mientras faena por la costa, todo ello a partir de un threshold dinámico que marca el propio algoritmo.

Los dispositivos que componen el sistema son: un módulo led que de forma visual indica el tipo de oleaje que llega cuando no están mirando el horizonte; un módulo de audio waterproof que emite frecuencias de sonidos con diferentes alertas, y un tercer módulo de vibración incorporado en la zona lumbar para poderse mover a tiempo y evitar así el riesgo inminente. Muchas veces el peligro se centra en lo que se conocen como “Falsa Mar”, olas que vienen desde lejos arrastrando una gran cantidad de agua y que cuestan de ser reconocidas por los percebeiros.

Percebeiro shield, el escudo que protege a los percebeiros gallegos
Para llevar a cabo este fantástico proyecto, Nissan ha invertido más de un año de trabajo, en colaboración con el socio tecnológico, Glassworks y el Instituto de Ciencias del Mar, del Centro Superior de Investigaciones Científicas, del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.