Perros enviados a Connecticut para consolar a los familiares de las víctimas de la masacre