Pescado y marisco sostenible en Navidad
Estas fiestas las mesas suelen rebosar alimentos, exquisiteces culinarias de todo tipo, entre las que no faltan carnes y pescados. Sin embargo, ambos tipos de alimentos tienen una importante huella ecológica.

La carne tiene una huella ecológica muy superior al pescado, es cierto, pero esta afirmación en realidad es relativa. Si no lo consumimos siguiendo una serie de consejos también estamos perjudicando al planeta.

Mientras la sostenibilidad de la carne se refiere a las emisiones de gases de efecto invernadero que implican, consumir pescado a discreción significa contribuir a su desaparición.

Pescado y marisco sostenible en Navidad
Aprovechando que se acercan las Navidades, WWF recomienda a los consumidores tener en cuenta una serie de sencillos consejos para comprar pescado y marisco de forma responsable.

Consejos para una compra responsable

No comprar más de lo necesario, ajustándonos a las raciones que vayamos a preparar, asegurarnos de que tiene la etiqueta correspondiente, conocer su origen y la forma de captura son sus principales recomendaciones.

Con respecto a las etiquetas, nos recuerdan que existen dos distintas para saber si un pescado o marisco es sostenible. Una de ellas, denominada MSC, nos indica que se trata de un producto de mar obtenido mediante pesca extractiva, mientras la etiqueta ASC se refiere a los peces de cultivo.

Igualmente, hace un llamamiento a mercados y restaurantes para que solo ofrezcan pescado y marisco sostenible, recordándonos el “enorme impacto ambiental y social” que tienen los comportamientos irresponsables.

Eso sí, no puede negarse que el pescado más sostenible es el que no llega a serlo. Es decir, el simple acto de pescar a nivel industrial ya supone un atentado contra la sostenibilidad.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que el pescado es clave en la cadena alimentaria y la población mundial tremendamente numerosa y creciente, con lo que el término se reduce a realizar un mínimo control para evitar la desaparición de las especies. Por lo tanto, tener gestos eco-amigables para fomentar la pesca sostenible puede hacer una gran diferencia.