PETA ofrece una recompensa por capturar a unos “asesinos de elefantes”