Piden mayor protección para el lobo gris mexicano
La recuperación del lobo gris mexicano, una subespecie en peligro de extinción del lobo gris, está quedando en papel mojado en Estados Unidos. Según denuncia el Centro para la Diversidad Biológica, su situación es de gravedad extrema, pues se carecen de planes que mejoren su conservación.

La denuncia no ha sido sólo pública, algo que llevan haciendo durante tiempo, sino que esta vez se ha pasado a la acción presentando una demanda que trata de encontrar un plan específico para este grupo de animales, que está siendo tratado como parte del lobo gris, sin recibir ayuda como tal.

Así, aunque los Estados Unidos están llevado a cabo un programa de reintroducción al medio silvestre de lobos criados en cautividad en distintas áreas del país, la situación del lobo gris mexicano no mejora. Todo lo contario, sus población mengua de forma acelerada.

Menos de 60 ejemplares salvajes

La demanda busca anular una disposición del 2009 que impide que se les considere un grupo con características peculiares que precisan de auxilio. Por contra, la organización sostiene que si en Arizona y Nuevo México se les considerara una subespecie distinta, ello obligaría a las autoridades federales a aumentar su número con programas de aumento de su población.

Desde su reintroducción en el área suroeste del país en 1998, la gestión llevada a cabo por la agencia estatal Fish and Wildlife Service ha recibido muchas críticas. Actualmente, el balance es pésimo, pues tan sólo hay unos 58 lobos en su hábitat natural y se siguen manteniendo a los animales cautivos, sin reintroducirlos en su hábitat.