Plan secreto de Irán para provocar un derrame de petróleo en el Golfo
Aunque parezca el guión de una película de terrorismo ecológico, el asunto tiene visos de ser tan real como la vida misma. No una vie en rose, sino teñida de negro, del mismo color del petróleo pues, según la revista alemana Spiegel, hundir un barco petrolero en el Golfo sería el objetivo de Irán por motivos económicos y de castigo a las naciones árabes prooccidentales.

Spiegel revela que la operación Agua Sucia, un plan ultrasecreto iraní desvelado por fuentes de inteligencia occidentales, quiere impedir de este modo que pasen barcos por el Golfo Pérsico, rico en hidrocarburos, así como también obligar a Occidente a realizar una operación de limpieza que forzaría a suspender las sanciones impuestas al país por su controvertido programa nuclear.

Como fin último, el cuerpo de élite iraní Guardianes de la Revolución, desarrolladores del malévolo plan, buscan, precisamente, ese levantamiento de las mencionadas sanciones, que están afectando con dureza a la economía del país. Igualmente, se pretende castigar a los países árabes del Golfo Pérsico que apoyan a Occidente y a Israel.

De acuerdo con Spiegel, los jefes de los Guardianes de la Revolución, Mohamad ali Jafari y Ali Fadavi, ya habrían entregado el plan al líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, y será sólo él quien decida si se provoca o no esta grave catástrofe ecológica.

Sobre el polémico programa nuclear iraní, recordemos que Occidente e Israel sospechan desde hace tiempo que el país está desarrollando armas atómicas en secreto. Por su parte, Irán se defiende afirmando que únicamente lleva a cabo proyectos de investigación para un uso pacífico de la energía nuclear. ¿Verdad, mentira? Más nos vale que sea verdad porque, de no ser cierto, el terrorismo ecológico sería poca cosa para lo que podría ocurrirnos…