Planean crear la mayor reserva de pingüinos del mundo
Varios países planean crear una reserva de pingüinos alrededor de la Antártida. Sería un espacio protegido de más de 1,5 millones de kilómetros cuadrados de océano. Además de los pingüinos se beneficiarían ballenas, focas, diversas aves, peces, krill y otros animales salvajes de la región antártica.

La idea es crear algo similar a lo que se considera un parque nacional, pero, dadas las condiciones políticas del continente helado, sería un parque internacional. Sería uno de los más grandes del mundo. Y estaría constituido por mar. La idea parte de una organización llamada Commission for the Conservation of Antarctic Marine Living Resources (CCAMLR), en la que participan 24 países más la Unión Europea.

Esta institución internacional que propone reservas marinas quiere una zona de protección natural más grande que el estado de Alaska. Estados Unidos y Nueva Zelanda quieren destinar unas 876.000 millas cuadradas alrededor del mar de Ross, una bahía que se encuentra entre el océano Antártico, casi permanentemente congelado, y el sur de Nueva Zelanda.

En la zona viven y procrean los pingüinos. Además es una fuente de nutrientes para todo el Océano Pacífico. Hay otra proposición, que parte de Europea y Australia, que quiere reunir más de 700.000 kilómetros cuadrados de reservas marinas protegidas alrededor de la Antártida oriental.

Rusia se opone

Planean crear la mayor reserva de pingüinos del mundo
Ambas áreas se encuentran en aguas internacionales, así que la creación de estas reservas marinas necesita el consenso de todas las naciones que firmaron el pacto de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA), organización fundada en 1982.

Algunos países, como Rusia, China y Ucrania, creen que la creación de estas reservas puede perjudicar sus propios intereses pesqueros. Aún no se han cerrado a un acuerdo. Las conversaciones continúan en Alemania. Según el New York Times, el obstáculo más grande es Rusia, que teme por la reducción de la pesca. Sin embargo, se ha demostrado que para mejorar los recursos pesqueros de todo el mundo, el mejor método es crear reservas marinas totalmente protegidas.