Plantas solares más sostenibles gracias al biometano