Compartir

Por qué existen años bisiestos y cuáles son

 
Por Enrique Arriols. 11 diciembre 2018
Por qué existen años bisiestos y cuáles son

Cuando nos preguntan cuántos días tiene un año, lo más común es contestar 365. Sin embargo, hay situaciones en las que esta cifra no siempre es así. De hecho, cada cuatro años, nos encontramos con años que tienen 366 días. Son los conocidos como años bisiestos que, aunque son muy parecidos a los años comunes, tienen una serie de características particulares que los hacen diferentes al resto de años.

Si quieres saber por qué existen años bisiestos y cuáles son sigue leyendo este artículo que te trae EcologíaVerde y te lo contamos.

Qué son los años bisiestos

Los años bisiestos se caracterizan por ser años en los que en lugar de 365 días hay 366 días. Es decir, estos años cuentan con un día más que el resto de años. Este día siempre se coloca en la misma fecha, lo que hace que sea más fácil contabilizarlos y gestionarlos. Este día es el 29 de febrero. Como todo el mundo sabe, el mes de febrero habitual cuenta con 28 días (lo que lo convierte en el mes más corto del año, ya que el resto de meses siempre tienen 30 o 31 días según el caso). Esto explica que sea el mes de febrero, y no otro cualquiera, al que se le añada este día extra propio de los años bisiestos, ya que permite que se mantenga un mayor equilibrio entre todos los meses del año.

Más allá de que el mes de febrero cuente con un día más, no existe ninguna característica que haga que los años bisiestos se diferencien del resto de años habituales. De este modo, si no fuera por este día extra del 29 de febrero, un año bisiesto sería absolutamente igual que cualquier otro año.

Por qué existen los años bisiestos

Si un año bisiesto es exactamente igual que cualquier otro año común, ¿entonces por qué hay necesidad de hacer que existan estos años? ¿No sería más cómodo hacer que todos los años fueran iguales? La respuesta es no, ya que, cuando decimos que un año natural tiene 365 días, estamos dando una respuesta insuficiente. En realidad, lo correcto es decir que un año tiene 365 días y 6 horas. De este modo, existen 6 horas cada año que no se corresponden con un día completo. Sin embargo, a pesar de que no se correspondan con ningún año, esas horas sí que se acumulan.

El problema de este tiempo "extra" es que, si no se contabiliza, las horas y los días se descompensarían, lo que haría que las estaciones y el ciclo de día y noche no estuvieran en consonancia con la realidad. En consecuencia y para evitarlo, lo que se hace es sumar esas 6 horas de cada año hasta que dan un día completo. Es decir, cada 4 años, se ha completado un día entero o 24 horas. Este día se introduce de manera artificial en el calendario normal, lo que permite que los ciclos de horas y día y noche se vuelvan a ajustar a la realidad y la naturaleza.

Este día artificial que se añade es el día 29 de febrero ya mencionado. Debido a que las horas sobrantes correspondientes a cada año que se acumulan son 6, y que un día en la Tierra tiene 24 horas, este día artificial se debe introducir cada 4 años. Por esto, nos encontramos con que el ciclo de los años es de 3 años normales y 1 bisiesto. Completado este ciclo, se retoman los tres normales y luego se introduce otra vez el bisiesto, y así de forma cíclica.

Por qué existen años bisiestos y cuáles son - Por qué existen los años bisiestos

Cuáles son los años bisiestos más próximos

La elección de los años bisiestos es un artificio del calendario. En realidad, se podría calcular de formas diferentes. Sin embargo, su colocación procede de los tiempos de Julio César, el emperador romano que modificó el calendario de la época para que se ajustase a los años bisiestos y corregir este desfase entre los 365 días del año y las 6 horas extras sobrantes. Más adelante, este calendario fue perfeccionado por el papa Gregorio XIII, evento que hace que el calendario que usamos actualmente se denomine como calendario gregoriano.

Tomando esta tradición, los años bisiestos se han ido sucediendo cada cuatro años hasta nuestros días. De este modo, el 2016 fue un año bisiesto. A este año le deben suceder tres años normales (2017, 2018 y 2019). A continuación, se recuperará un nuevo año bisiesto que corregirá el desfase de las 6 horas. Es decir, que el año 2020 será un año bisiesto. Después, habrá otros tres años normales (2021, 2022 y 2023) para, finalmente, tener un nuevo año bisiesto (2024). Y así sucesivamente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué existen años bisiestos y cuáles son, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades del hombre.

Escribir comentario sobre Por qué existen años bisiestos y cuáles son

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué existen años bisiestos y cuáles son
1 de 2
Por qué existen años bisiestos y cuáles son

Volver arriba