Por qué hay que apostar por la energía solar fotovoltaica