Compartir

Por qué usar bombillas LED

 
Por Enrique Arriols. 8 marzo 2018
Por qué usar bombillas LED

Una de las tecnologías que se ha popularizado de manera más general en los últimos años son las bombillas de LED. Este tipo de bombillas se pueden encontrar en muchos de los objetos eléctricos que nos rodean actualmente, desde lámparas a objetos decorativos o dispositivos electrónicos. Sin embargo, ¿sabes por qué usar bombillas LED es bueno para el planeta? Si quieres descubrir un poco más sobre cómo funciona este tipo de bombillas y qué las hace mejores que las bombillas tradicionales, e incluso que las de bajo consumo, sigue leyendo Ecología Verde y te lo contamos.

También te puede interesar: Cómo ahorrar energía en Navidad

Qué es una bombilla LED

La palabra LED es un acrónimo formado por las iniciales inglesas de Light Emitting Diode (diodo emisor de luz). De este modo, se trata de un tipo de bombilla que sirve para emitir luz a partir del uso de la tecnología de diodos, que se caracteriza porque funcionan a bajas temperaturas. Esto se consigue incorporando una serie de circuitos a la propia bombilla, que son los encargados de regular el paso de la electricidad y, en consecuencia, se consigue que estas bombillas funcionen.

Las bombillas LED se pueden usar en cualquier aparato o instalación eléctrica, ya que se pueden adaptar tanto a los casquillos tradicionales como a los modernos. De hecho, hoy en día se pueden encontrar bombillas LED de casi cualquier tipo, lo que hace que se trate de una tecnología asequible y fácil de incorporar a nuestra vida cotidiana.

Qué ventajas tienen las bombillas LED

Mayor eficiencia energética

Cuando se habla de eficiencia energética se está haciendo referencia a que, la energía que se consume, se hace de la manera más eficaz posible. Cuando se enciende una bombilla, una parte de la electricidad se usa para producir luz, pero otra se pierde en forma de calor. En el caso de las bombillas tradicionales, la electricidad que emplean para producir calor suele ser casi de la mitad. Esto significa que, la mitad de la energía consumida por estas bombillas, se produce y se paga cuando solo sirve para producir calor. Por el contrario, en el caso de las bombillas LED, el uso de la electricidad para producir luz es del 90%, lo que significa que, para conseguir iluminar una misma habitación, consumirá un 40% menos de energía que una bombilla tradicional.

Tienen una mayor duración

Así mismo, la vida útil de las bombillas LED es considerablemente mayor que las de otros tipos de bombillas. En el caso de una bombilla incandescente (las tradicionales), lo normal es que duren unas 1.200 horas, y las bombillas de bajo consumo tienen una duración media de unas 10.000 horas. Mientras que las bombillas LED tienen una duración estimada entre 30.000 y 50.000 horas, lo que las convierte en bombillas mucho más duraderas que cualquiera de sus competidoras.

No incluyen gases tóxicos en su composición

Así mismo, otro de los elementos que hay que tener en cuenta a la hora de preferir las bombillas LED frente a otros tipos, como las de bajo consumo, es que no tienen gases tóxicos en su interior. En el caso de las bombillas de bajo consumo, uno de los gases habituales que se pueden encontrar en su interior está hecho a base de mercurio, un metal muy tóxico para los seres humanos y los animales. De hecho, en el caso de que una bombilla de bajo consumo se rompiera, lo primero que habrá que hacer es abrir las ventanas para que se ventile la habitación y recoger los restos con cuidado de no respirar justo encima de los mismos. Esto con las bombillas LED no sucede, lo que es un elemento importante a la hora de proteger nuestra salud.

Son las más ecológicas que existen actualmente

Debido precisamente a su menor consumo energético, así como a la ausencia de metales pesados como el mercurio y plomo, constituyen la opción más respetuosa con el medio ambiente por la que podemos decantarnos hoy en día.

Por qué usar bombillas LED - Qué ventajas tienen las bombillas LED

¿Las bombillas LED son más caras que las demás?

Uno de los debates que pueden surgir al respecto del uso de las bombillas LED es sobre su precio. Es cierto que, en comparación, las bombillas LED son un poco más caras que las bombillas similares tradicionales o de bajo consumo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, debido a las ventajas que tienen, son mucho más recomendables de usar que sus competidoras.

Además, desde una perspectiva puramente económica, es cierto que una bombilla LED puede ser aproximadamente un 10% más cara que una de bajo consumo. Sin embargo, teniendo en cuenta su durabilidad, por cada bombilla LED que adquiramos deberemos adquirir tres de bajo consumo, y en torno a unas quince en el caso de que se trate de bombillas tradicionales. De este modo, aunque la inversión inicial sea ligeramente más elevada, se trata de un dinero que se amortiza con creces gracias a su vida útil, por lo que, incluso en este sentido, las bombillas LED son la mejor opción por la que te puedes decantar tanto en tu casa como en tu trabajo.

Por qué usar bombillas LED - ¿Las bombillas LED son más caras que las demás?

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué usar bombillas LED, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ahorro energético.

Escribir comentario sobre Por qué usar bombillas LED

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué usar bombillas LED
1 de 3
Por qué usar bombillas LED

Volver arriba