Ya es posible cargar un coche eléctrico en cinco minutos