Compartir

Protectores solares sin filtros químicos

Protectores solares sin filtros químicos

Cada vez usamos con más frecuencia protectores solares. Esto se debe a que, tras años de investigaciones, han saltado las alarmas respecto a los peligros que supone una exposición elevada al sol, especialmente a los rayos UVA, que son los principales causantes de enfermedades de la piel, como el envejecimiento prematuro, la aparición de melanomas y el cáncer de piel.

No todos los protectores solares son recomendados ya que, la mayoría de los que se venden en farmacia y supermercados, están formulados a partir de productos químicos que son una auténtica bomba de toxinas para nuestro cuerpo. Además, después también terminan en el medio ambiente contaminándolo. Sin embargo, tenemos una alternativa sencilla para protegernos del sol y evitar el uso de estas cremas fotoprotectoras químicas, que son los protectores solares sin filtros químicos o ecológicos. Funcionan de forma diferente a los tradicionales pero, son mucho más sanos y completamente respetuosos con el medio ambiente. Sigue leyendo EcologíaVerde y te lo contamos todo sobre ellos.

Qué es un protector solar

Cuando hablamos de protectores solares nos estamos refiriendo a cualquier producto que se unta en la piel con el objetivo de protegernos de los rayos solares y de las quemaduras que estos causan. Estos protectores se pueden presentar en formato de crema, aceite, mouse, etc. Pero, en todos los casos, su función es la misma: evitar que los rayos solares quemen nuestra piel cuando estamos expuestos a los rayos UVA y UVB (los dos tipos de radiación responsables de la mayor parte de problemas en la piel).

No obstante, a pesar de que todos los protectores solares tienen como objetivo evitar la radiación solar, no todos funcionan de la misma manera. Y es aquí justo donde debemos tener cuidado con los protectores que se venden en comercios convencionales. A grandes rasgos, podemos decir que existen dos tipos de protectores solares, los que llevan químicos y los que no.

Los protectores solares con químicos llevan toda una serie de productos tóxicos que, aunque cumplen con el objetivo de evitar la mayor parte de los problemas derivados de la radiación solar, también conllevan una serie de problemas para la salud, principalmente si se usan en exceso, y el medio ambiente que son igual de preocupantes que los problemas que evitan. Por el contrario, los protectores solares sin químicos o sin nanopartículas también evitan los problemas derivados de la radiación solar pero, en este caso, se trata de unos productos naturales que no afectan a nuestra salud cuando los usamos y que no contaminan el medio ambiente cuando los eliminamos.

Protectores solares sin filtros químicos - Qué es un protector solar

Cómo funciona un protector solar químico y qué problemas conlleva

Los protectores solares químicos están formulados con muchas sustancias diferentes pero, en todos los casos, se trata de sustancias que, cuando las ponemos en nuestra piel, penetran dentro de ella y llevan producen reacciones químicas para llevar a cabo su efecto. De hecho, esta es la razón por la que se recomienda que se apliquen media hora antes de la exposición solar, ya que hay que darle tiempo a que la piel reaccione con los químicos del protector solar.

El problema se deriva del hecho de que estas reacciones químicas que tienen lugar dentro de nuestra piel, además de protegernos del sol, también conllevan una serie de daños colaterales para nuestra salud y el medio ambiente:

Actúan como disruptores endocrinos

El principal problema que plantean estos químicos presentes en los protectores contra los rayos del sol es que actúan como disruptores endocrinos. Es decir, alteran el funcionamiento normal de las hormonas de nuestro cuerpo. Las hormonas son sustancias que segrega nuestro cuerpo y que actúan como mensajeras dentro del organismo. Existen de muchos tipos y con funciones muy variadas pero, en todos los casos, se trata de sustancias fundamentales a la hora de gozar de una buena salud.

Los disruptores endocrinos son sustancias que interfieren en este funcionamiento normal de las hormonas que, en consecuencia, no pueden desarrollar bien su trabajo. Lo que conlleva enfermedades muy variadas, que pueden ir desde no ser capaz de sintetizar vitaminas, infertilidad en el caso de ambos sexos, alteraciones en el sueño, retención de líquidos e, incluso, cáncer.

Evitan la sudoración

Otro elemento importante y muy negativo que conlleva el uso de protectores solares químicos es que evitan el proceso de sudoración normal. Esto a priori puede parecer irrelevante. A pesar de ello, hay que tener en cuenta el sudor es una de las principales formas que tiene el cuerpo de eliminar toxinas, por lo que al impedir la sudoración de forma natural estamos impidiendo a nuestro organismo limpiarse por dentro, con todo lo que esto puede conllevar.

Afectan a la síntesis de la vitamina D

La vitamina D es una de las vitaminas más importantes en el cuerpo humano y, la principal fuente para obtenerla es mediante la exposición a la luz solar (que debe ser moderada, con diez minutos al día sería suficiente). Cuando usamos protectores solares de cualquier tipo, esta síntesis de vitamina D no se lleva a cabo. Sin embargo, el problema realmente surge con los protectores solares que llevan químicos, ya que estos, al penetrar en la piel, permanecen allí durante mucho tiempo, hasta que el cuerpo consigue eliminarlos a través de la orina. De esta forma, se evita la producción normal de vitamina D, lo que puede conllevar enfermedades relacionadas con su déficit.

Contaminan el medio ambiente

Además de todos los aspectos que afectan directamente a nuestra salud, los protectores solares químicos afectan al medio ambiente. Después de que estas sustancias tóxicas dañen nuestro cuerpo, nuestro organismo las elimina y terminan extendiéndose en el entorno, especialmente en los mares. Lo que conlleva la contaminación química del agua, lo que afecta directamente a la calidad de las mismas, así como a las especies vegetales y animales que viven en él.

Cómo funcionan los protectores solares sin químicos y por qué son mejores

La solución a los problemas que plantean los protectores solares con químicos no pasa por dejar de usar protección solar. De hecho, es fundamental protegerse del exceso de radiación solar para evitar las enfermedades que se han mencionado con anterioridad. No obstante, para evitar los daños derivados del uso de protectores solares con químicos, bastará seleccionar un protector solar sin químicos o ecológico, lo que deberá venir reflejado en el envase mediante la correspondiente certificación y sello de “producto ecológico” o “producto libre de tóxicos”.

Estos protectores solares no están fabricados con sustancias químicas artificiales, sino con sustancias naturales extraídas de diferentes fuentes, tanto minerales como vegetales. Este tipo de sustancias no dañan nuestra salud ni el medio ambiente. De hecho, su funcionamiento es diferente al de los protectores solares químicos.

En el caso de los protectores solares ecológicos o sin químicos, cuando untamos la crema sobre la piel esta no llega a penetrar en el interior de la misma, sino que lo que hace es cubrirnos la superficie exterior de la piel, lo que hace que los rayos solares no lleguen a penetrar pero, al mismo tiempo, tampoco lo hacen las sustancias que nos protegen del sol. Por ello, también suelen llamarse bloqueadores solares naturales.

Así, estamos ante un tipo de producto que actúa como barrera contra la radiación solar desde el exterior, del mismo modo que lo haría la tela de ropa. De hecho, este es uno de los motivos por los que estos protectores solares dejan un color más blanco en la piel después de su aplicación ya que, en realidad, cubre la piel dejando una capa que refleja la luz solar, por lo que no penetra en la dermis.

De esta forma, tenemos a nuestro alcance un tipo de protector solar que actúa desde el primer momento en el que se aplica sin necesidad de esperar media hora, no daña nuestra salud, no interfiere en la síntesis de vitamina D porque al lavarse no altera la naturaleza de la piel, no daña el medio ambiente, ya que no contiene sustancias químicas, y lo más importante cuando compramos un protector solar, nos protege perfectamente de la radiación solar.

Protectores solares sin filtros químicos - Cómo funcionan los protectores solares sin químicos y por qué son mejores

Si deseas leer más artículos parecidos a Protectores solares sin filtros químicos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud y ciencia.

Escribir comentario sobre Protectores solares sin filtros químicos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Protectores solares sin filtros químicos
1 de 3
Protectores solares sin filtros químicos

Volver arriba