Qué es un ecosistema mixto

Qué es un ecosistema mixto

¿Qué conocemos sobre los ecosistemas? ¿Sabemos lo que son y que tipos hay? Es probable que si pensamos en un bosque lo identifiquemos rápidamente con un ecosistema terrestre, y si pensamos en un océano, con un ecosistema marino. Pero ¿y si pensamos en un estuario, un delta, o una playa? ¿Lo clasificaríamos como un ecosistema marino o terrestre? Si te lo has preguntado alguna vez y no te has visto capaz de decidirlo desde EcologíaVerde te echamos una mano, pues te falta una pieza del gran puzzle de los ecosistemas. Quédate con nosotros y descubre qué es un ecosistema mixto.

Qué es un ecosistema

Los ecosistemas son sistemas biológicos formados por toda la variedad de seres vivos que habitan en una comunidad y por todos los factores abióticos (no biológicos como el clima, relieve…) con los que interactúan.

En la Tierra existen tres principales tipos de ecosistemas que se clasifican en ecosistemas acuáticos, terrestres y de transición o mixtos. Pero, ¿qué son exactamente estos últimos? Es normal preguntárselo, ya que son quizás los menos conocidos de forma general. A continuación, lo explicamos con detalle, ¡toma nota!

Los ecosistemas mixtos o de transición

Los ecosistemas mixtos son aquellos ecosistemas que comparten características tanto de los ecosistemas terrestres como de los acuáticos, resultando en un ecosistema híbrido entre ellos, donde habitan especies tanto terrestres como marinas conviviendo. Estos ecosistemas se consideran como zonas de transición entre los ecosistemas acuáticos y los terrestres.

Aunque puede resultar evidente, los ecosistemas mixtos disponen de una parte acuática que puede proceder de un río, un lago, el mar o el océano, y de otra parte terrestre por la que también se puedan desplazar los diversos organismos que habiten en él.

Tipos de ecosistemas mixtos: costas y humedales

La variedad de este tipo de ecosistemas es elevada, pues hay fuentes que incluyen en ellos complejos tales como las sabanas o las selvas en situaciones de inundación, pantanos, manglares, marismas, juncales o turberas. Sin embargo, todos ellos a grandes rasgos se pueden clasificar en dos grandes grupos: zonas costeras y humedales.

En general, la diversidad biológica que se encuentra en los ecosistemas mixtos o de transición es muy variable en cuanto a especies animales y vegetales, ya que pueden ser tanto terrestres como acuáticas, o ambas.

Los humedales

Los humedales son el primero de los dos grupos en los que se clasifican los ecosistemas mixtos. Concretamente, los humedales conforman la transición entre los ecosistemas de aguas continentales y los ecosistemas terrestres, y se producen en aquellos lugares donde el suelo se encuentra saturado de agua como mínimo una vez al año. Cuando esto ocurre, el suelo queda falto de oxígeno. Así, en estos humedales las comunidades no son ni absolutamente terrestres ni puramente acuáticas.

Los humedales se pueden clasificar bajo diferentes criterios como pueden ser su morfología o su estructura. Como decíamos, existen muchos ambientes bajo la catalogación de humedal, quedando incluidas las ciénagas, marismas, pantanos, o turberas, así como los manglares (aunque sean zonas de costa marítima, puesto que el régimen de las mareas produce estas condiciones de inundación periódicamente).

Los humedales son de vital importancia para la supervivencia del ser humano según el convenio RAMSAR (Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas), pues es uno de los ambientes más productivos del planeta. Los humedales se consideran cunas de biodiversidad y fuentes de agua de las que dependen numerosas especies vegetales y animales.

Las costas

Se denomina costa a la zona de unión entre territorios emergidos, como un continente o una isla, con el mar, océano u otra masa de agua de grandes extensiones (territorios sumergidos).

El paisaje de las costas se ve modelado por diversos factores tales como el viento, el oleaje, las mareas, la actividad biológica o las actividades humanas. Por todo ello, su paisaje tiende a ser inestable, pues habrá zonas donde la línea de costa avance debido al depósito de los sedimentos (playas) y áreas donde retroceda a causa de los procesos erosivos marinos (acantilados).

Existen numerosos tipos de costas que en algunos casos coinciden con ecosistemas de humedales debido a su interacción con masas de agua salada.

  • Costas de direcciones estructurales preponderantes. Engloba costas de tipo Pacífico (longitudinales), costas de tipo Dálmata (en contacto con líneas de plegamiento paralelas a la línea de costa), costas de tipo Atlántico (transversales) y costas volcánicas.
  • Costas de modelado subaéreo (erosión). Incluye costas de rías, de fiordos o calas.
  • Costas de abrasión, es decir, costas acantiladas.
  • Costas de acumulación, que incluye islas barrera (largo cordón de sedimentos arenosos paralelos a la línea de costa), costas pantanosas, marismas y manglares, costas de deltas, dunares, de arrecifes, estuarios o de acumulación glaciar.

Los paisajes costeros que se generan por los procesos de sedimentación y erosión, entre otros, y que alteran la continuidad de la costa pueden ser de tipo saliente, como cabos, puntas o deltas, o entrantes, como golfos, estuarios, fiordos, rías, bahías o ensenadas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es un ecosistema mixto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ecosistemas.