Químicos para teñir la ropa, contaminan el medio ambiente y producen cáncer