Reciclado de aceite de origen comestible en Madrid
La Comunidad de Madrid recicla 8.200 toneladas de aceites y grasas comestibles procedentes de empresas hosteleras o domicilios particulares. Es una forma de prevenir el daño al medio ambiente, pues evita su vertido a través de los desagües. Pero, además, convierte en fuente de energía este residuo, transformándolo en biodiésel.

Han aumentado los puntos limpios donde se puede depositar el aceite, lo que ha provocado un ascenso, desde el año 2008 hasta 2012, del 9,4 % en las cifras de recogida. El Gobierno regional confinanció, en esos años, la construcción de 85 puntos limpios. Así, el 70 % de los municipios de más de mil habitantes cuentan con, al menos, una de estas instalaciones.

Cada día en los hogares y en los establecimientos hosteleros se generan residuos que, sin ser peligrosos, sí son muy contaminantes y requieren un tratamiento especial. De otro modo, se contamina las aguas. Los residuos de aceites y grasas comestibles, si son vertidos a través de los desagües, además de contaminar las aguas, dificultan el funcionamiento de las plantas depuradoras.

Además, este tipo de residuos pueden ser reciclados y trasformados en biodiésel, reduciendo el consumo de combustibles fósiles y contribuyendo a la lucha contra el cambio climático.

El sistema de gestión de estos residuos se inicia mediante la entrega, por parte de los establecimientos hosteleros, a instalaciones de gestión de residuos autorizadas. En cuanto a los ciudadanos, deben entregar el aceite en los puntos limpios. 
El aceite recogido se envía a una instalación de gestión de residuos autorizada. En total, se envían cada año 412 toneladas: el Ayuntamiento de Madrid manda 231 y 181 el resto de municipios.

La principal salida para el residuo obtenido de este proceso es la producción de biodiésel. Los canales de recogida establecidos garantizan una gestión adecuada de estos residuos que se generan cada día en hogares y establecimientos como bares, restaurantes y hoteles, lo que redunda en un beneficio al medio ambiente y facilita la generación de una fuente de energía.