Reducir y gestionar bien los residuos ayuda a combatir el cambio climático