Repsol renuncia a extraer petróleo en Canarias
Las buenas noticias a veces nos las trae su ausencia, es decir, la falta de noticias. “Si no hay noticias, buenas noticias”, como dice aquella vieja frase. En este caso, no ha habido resultados positivos en el sondeo petrolífero de Repsol en Canarias, lo que ha significado una maravillosa noticia quienes se oponían al proyecto, entre otros el gobierno canario y la ciudadanía y activistas ambientales.

Aunque se ha encontrado crudo y gas, su volumen y calidad no son suficientes para seguir explorando la zona, lo que significa que la petrolera levanta el vuelo y deja a su presa libre, y lo que es más importante, la deja con vida.

Hay petróleo pero no es explotable

Las tareas correspondientes al sellado del pozo será las únicas labores que se harán en la zona a partir de ahora, dando por finalizado un proyecto que ha suscitado encendidas críticas, y en el que han trabajado casi un millar de profesionales de medio centenar de empresas.

Repsol renuncia a extraer petróleo en Canarias
De nada sirvieron las manifestaciones ciudadanas en contra del sondeo y de la extracción de hidrocarburos, los informes de expertos que alertaban del brutal impacto ambiental que sufríría la zona. Sólo se han rendido ante la evidencia. Sólo si no hay negocio harían las maletas. En un comunicado emitido por la compañía se explica que el 18 de noviembre se inició el sondeo exploratorio y no fue hasta el 11 de enero cuando se alcanzó la profundidad total de 3.093 metros, completando la recolección de los datos necesarios para, finalmente, acabar descartando la extracción.

Aun que se encontró petróleo y gas en el subsuelo de esta cuenca, las muestras se encontraban saturadas de agua, lo que significa que los hidrocarburos existentes se encuentran en capas muy delgadas, es decir, no explotables. Por suerte, si bien hay que recordar que los sondeos han supuesto un duro golpe para la fauna acuática.