Reptiles exóticos robados de un zoo australiano
Más de veinte reptiles exóticos (incluyendo un cocodrilo americano) han sido robados del Parque de Reptiles de Australia situado en Nueva Gales del Sur. La policía cree que acabarán vendiéndose en el mercado negro o a un programa de reproducción ilegal. Los ladrones entraron en el parque ubicado en Somersby poco después de las once de la noche, rompieron el vidrio de las jaulas y robaron hasta 23 reptiles, entre lagartijas, una iguana, una tortuga, varias pitones y un cocodrilo americano.

El personal del parque está devastado. Años en los que han ofrecido su tiempo y conocimientos para que los animales vivieran lo mejor posible, encariñándose con ellos, para llegar un día en el que desaparecen sin saber dónde acabarán. Todos los animales capturados son de corta edad. Sin el cuidado adecuado, podrían morir.

La policía busca pruebas en el parque. Tratan de encontrar ADN de los animales, lo que les llevaría a los ladrones. También están revisando todos los vídeos de las cámaras de seguridad. Existe un mercado negro en el que se venden este tipo de reptiles. Es bastante probable que los reptiles se utilicen para la cría tras ser vendidos.

El hecho de que fueran robadas varias serpientes hace sospechar que las personas que han cometido el delito están familiarizados con este tipo de animales. La policía pide la ayuda de cualquier ciudadano que tenga alguna pista.

Anteriores robos

Reptiles exóticos robados de un zoo australiano
El valor de los animales robados es de alrededor de 10.000 dólares australianos (unos 7.000 euros). En realidad, no es mucho. No se sabe cómo entraron los ladrones al parque. Una vez dentro, rompieron puertas y ventanas sin ningún problema. El parque cuenta con una de las colecciones más grandes de reptiles de Australia. No es la primera vez que se produce un robo allí. En 2009, se llevaron varias serpientes. En 2010, fueron cocodrilos, aunque algunos fueron recuperados. En 2011, un koala llamado Banjo fue robado y devuelto anónimamente al día siguiente.