Respira Aspira, campaña por una mobilidad sostenible
Ante la inacción e ineficiencia de los políticos, la sociedad civil se organiza, protesta y reclama sus derechos. Derechos tan básicos como el de respirar un aire medianamente saludable. Las grandes ciudades españolas, con Madrid y Barcelona a la cabeza, tienen un grave problema de contaminación, en gran medida a causa de los gases que emanan los tubos de escape de los coches.

Los ciudadanos quieren respirar un aire que no les perjudique, al tiempo que combatir el cambio climático. Se han cansado de esperar y han lanzado una campaña llamada Respira Aspira, con el objetivo de conseguir unas ciudades saludables. La campaña tiene su origen en Barcelona y la impulsan la plataforma 350BarcelO2na y la campaña “10:10 España” (que anima a reducir las emisiones un 10% desde 2010). Cuenta con el apoyo de la organización Eco-union.

En definitiva, no son más que ciudadanos preocupados por el cambio climático y la contaminación atmosférica de las grandes ciudades, dos asuntos relacionados que requieren medidas urgentes, medidas que los lideres políticos y los actores sociales no ponen en marcha. Y ya no se puede esperar más.

La campaña Respira Aspira tiene como objetivo general introducir la movilidad sostenible a las ciudades españolas y reducir, de este modo, los impactos negativos que el tráfico urbano tiene sobre le medio ambiente en las grandes urbes. Para conseguirlo hay que luchar por que se hable de ello, por que entre en la agenda política y social, para que los partidos políticos no puedan mirar hacia otro lado, para que los coches dejen de ser los dueños de las ciudades. Ciclistas, peatones, niños y personas mayores serán los más directamente beneficiados. Pero todo ciudadano mejorará su calidad de vida si respira un aire mejor.

Los principales objetivos de la campaña son los siguientes:

– Crear una plataforma que reúna a diferentes grupos de la sociedad.
– Sacar a la luz pública los graves impactos que tiene el intenso tráfico urbano.
– Concienciar a la opinión pública a través de los medios de comunicación y las redes sociales.
– Exigir una transparencia en los planes y las políticas de los actuales y futuros líderes políticos para que promuevan leyes que respeten a las personas afectadas por el tráfico.
– Elaborar una visión de ciudades futuras con un medio ambiente saludable y de calidad.

En resumen, hacer las ciudades más habitables.