Se plantan más de 2.000 árboles en un día en una acción impulsada por WWF
La organización ecologista WWF organizó un plan para plantar más de dos mil árboles en un día, en la Sierra de Albatera en Alicante, el parque del Sureste en Madrid o el Parc de Collserola en Barcelona, entre otros lugares. Ha sido la segunda edición de la Plantación en Red, en la que han participado voluntarios de ocho provincias españolas al mismo tiempo: Madrid, Barcelona, Guadalajara, Sevilla, Córdoba, Granada, Orense y Alicante.

En total, estuvieron colaborando cerca de medio millar de personas. El objetivo: restaurar bosques arrasados por incendios o deteriorados por otras causas. En Madrid, los árboles se han plantado en el Parque del Sureste de Madrid, donde el río Manzanares desemboca en el Jarama. Este terreno soportó una explotación minera durante treinta años.

Los voluntarios de Barcelona se trasladaron al Parc Natural de Collserola, donde ya casi no queda flora autóctona, pues ha sido sustituida por cultivos herbáceos, almendros, avellanos, pastos y, sobre todo, por casas y calles. Sólo se conserva un 33% de los bosques originales. Las especies autóctonas son alsinos, durillos, lentiscos y madroños, aunque el más abundante en la actualidad es el pino carrasco, que representa el 53%.

La Sierra de Albatera, en Alicante, es una de las zonas más afectada por la desertificación en el sur de Europa. Es un ecosistema frágil y sensible a las alteraciones del territorio. El pastoreo intensivo y la agricultura en terrazas casi han acabado con este ecosistema.

En Andalucía se han reforestado tres zonas: la finca forestal Dílar (Granada) y el arroyo Pedroche (Córdoba), parte de lo que se conoce como “carrascales béticos”, de los que sólo se conserva un 3% de bosque original. También se ha reforestado el Arroyo de la Parrilla, en Doñana, Huelva. En la zona, viven el lince y otras especies protegidas.

España y Suecia, los países europeos con más bosque

El cultivo intensivo de cereales ha sido la principal causa del deterioro de la Finca Los Castillejos, en Guadalajara, Castilla-La Mancha. Los bosques originales ya sólo cubren el 9% del territorio. Además, el estado de conservación del bosque es pésimo.

En Galicia, se trata de recuperar la Finca Monte da Chaira en O Pereiro de Aguiar (Orense), un ejemplo de ausencia de gestión forestal planificada. Los bosques han cambiado, lo que ha afectado negativamente sobre la fauna y la flora de la zona. España es el segundo país de la Unión Europea por superficie forestal después de Suecia. Pero, sólo el 13% de los bosques cuenta con planes de gestión.