Se puede vivir sin petróleo, pero no sin comida