Se recogen 23 toneladas de basura en la playa de BrightonLas vacaciones están para desconectar de la rutina diaria, para olvidarse de los problemas, del trabajo y de la hipoteca. Pero eso no significa que uno se pueda olvidar de ser respetuoso con el medio ambiente, las vacaciones no deben convertirse en una tregua de la guerra contra la producción de desechos. Sin embargo, a juzgar por lo que ocurre en algunas playas, es precisamente lo que ocurre.

Como muestra, un botón: la playa de Brighton, en Reino Unido. En un fin de semana, voluntarios que procedieron a su limpieza recogieron 23 toneladas de basura dejada por los bañistas en la arena y las rocas. Hacía buen tiempo y aumentó el número de ciudadanos que fueron a la playa. De ciudadanos irrespetuosos con el medio ambiente, se podría añadir, y, en general, incívicos.

La cantidad de basura que había en la playa de Brighton fue la mayor cantidad jamás recogida allí. Es como un basurero, ha señalado el dueño de un negocio marítimo llamado David Hall. Botellas rotas, latas, papel… Restos de comida, cajas de comida para llevar, lo que sea.

Hall cuenta que hubo un sábado que tardó 25 minutos en barrer el patio de su café debido a la enorme cantidad de basura que había allí esparcida. Era como una marea, ya que el viento soplaba con fuerza y depositaba más basura.

El Ayuntamiento de la ciudad ha colocado sesenta contenedores adicionales a lo largo de la playa, para facilitar a los veraneantes de la zona un lugar donde echar los desechos. Además, han contratado a más gente para ayudar a mantener el área libre de basura. Sin embargo, las medidas adoptadas no han sido suficientes para evitar que la playa acabe inundada de basura.

¿Cuánta de esa basura acabó en el océano? ¿Cuánto plástico, después de años de viaje, irá a engordar las islas de desechos plásticos que hay en los océanos?