Se recupera la población de Cocodrilo Mexicano
El Cocodrilo de Morelet o Cocodrilo Mexicano (Crocodylus moreletii) es una especie de cocodrilo de pequeño tamaño. Actualmente el 80% de las poblaciones del cocodrilo, que se estiman en poco más de cien mil ejemplares, viven en las márgenes del Golfo de México y en la península de Yucatán, y el resto en regiones de Guatemala y Belice. Su nombre es un homenaje al naturalista francés Pierre Morelet, que describió científicamente la especie en 1850. Este cocodrilo crece hasta unos tres metros de longitud. Era una especie, hasta hace poco, en peligro de extinción.

Porque recientemente fue eliminado de la lista de especies amenazadas. Veracruz (México), uno de los principales productores de la especie, podrá iniciar su exportación a Estados Unidos. El comercio de pieles y otros productos de cocodrilo de Morelet ha estado restringido internacionalmente, tanto en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES), como en los Estados Unidos bajo la Ley de Especies en Peligro (Endangered Species Act-ESA). Pero finalmente se extinguió en el país norteamericano.

Este cocodrilo es, por lo general, de color pardo, con motas y franjas negras en el tronco y en la cola. Los adultos tienen el hocico más ancho que los cocodrilos pequeños. Se creía que únicamente vivían en lagos, lagunas de agua dulce, ríos y otras corrientes de agua. Pero también se han encontrado poblaciones de cocodrilos en regiones costeras.

El cocodrilo de Morelet ha sido amenazado por la destrucción de su hábitat y la caza ilegal, reduciéndose significativamente sus poblaciones. En los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado, se cazaba por su piel para fabricar carteras, abrigos y zapatos.

El CSG (Crocodile Specialist Group), una organización mundial de biólogos y otros profesionales, lucha por la protección de 23 especies de lagartos y cocodrilos desde 1971. Controla todo el comercio de pieles de cocodrilos, detectando si las pieles son legales o han sido adquiridas de forma ilegal.

La reproducción, incubación y eclosión de los cocodrilos en Áreas Protegidas ha dado hasta ahora buenos resultados, con 87% de éxito en nacimientos, nivel que es considerado bueno de acuerdo a estándares internacionales.