Seeds for Change, huertos ecológicos para mejorar las comunidades locales
Seeds for Change (SFC) es una organización canadiense que se ha asociado con la York Region Food Network (YRFN) para crear barrios más ecológicos a través de la creación de escuelas y jardines comunitarios que impulsen la agricultura local. Se trata de desarrollar jardines y aulas al aire libre con métodos orgánicos de cultivo y producción de alimentos.

Más allá del componente ecológico, la idea es fomentar las relaciones multiculturales y de gente que pertenezca a diferentes generaciones. Aunque el proyecto se financia con donaciones y eventos organizados para recaudar fondos, algunas empresas, como Shell, también lo apoyan.

El pilar en el que sustenta el proyecto Seeds for Change son los alimentos. Sus responsables señalan que no debería haber personas que pasen hambre. Además, los agricultores deberían tener una vida digna. Con este proyecto se quieren crear vínculos con la comunidad, al tiempo que se convierte en un motor económico.

En definitiva, se trata de crear un sistema de alimentación mejor, más sano, equitativo, sostenible y viable desde el punto de vista económico.

Seeds for Change, huertos ecológicos para mejorar las comunidades locales
El plan es construir jardines y huertos y enseñar a miembros de la comunidad cómo cultivar alimentos. Entre otras actividades, proponen la construcción de los jardines, talleres para que los niños aprendan a cultivar sus propios alimentos y, por ende, a comer de forma más saludables, organizar cursos de jardinería y cocina para las comunidades y, en general, difundir la idea de que otro sistema de agricultura y alimentación sana es posible.

Ventajas para los niños

El proyecto es especialmente beneficioso para los niños. Si participan, educarán una mayor disposición a probar nuevas verduras y comerán más frutas y verduras. Por tanto, estarán mejor alimentados y es bastante probable que mejoren del rendimiento académico.

Además de aprender sostenibilidad y ecología, se les enseña matemáticas. Es, por otra parte, una buena oportunidad para realizar actividad física moderada y al aire libre. Se potencia la autoestima y la autonomía, mejora algunas habilidades, fomenta el trabajo en equipo y las relaciones con los demás.