Senegal: un estadio de fútbol, pero sin pescado para comer