SideCar, una aplicación para compartir coche que triunfa en San Francisco