Sin boquerones en Cádiz
Las consecuencias de la sobrepesca están golpeando al turismo de ciertas regiones. En agosto, la provincia de Cádiz acoge a turistas que buscan sol, playas (muchas de ellas, aún vírgenes) y “pescaíto” de calidad. Sólo que, este año, quizá tengan que quedarse con las ganas de degustar algunos de sus platos favoritos.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España ya ha cerrado el caladero de boquerones de las aguas del Golfo de Cádiz. Por estas fechas, segunda quincena de agosto, ya se ha agotado el cupo de esta especie establecido en virtud de las leyes de la Unión Europea (UE). Los pescadores de la zona rechazan la medida por haber sido tomada “sin previo aviso y por sorpresa”. Quieren alternativas para seguir capturando boquerones en otros caladeros.

Pescadores de Huelva y Cádiz rechazan la medida que supondrá consecuencias negativas para los armadores. Sin duda, la medida ha sido improvisada y es una prueba de la mala gestión y la improvisación del Gobierno, pero la solución no es seguir pescando, ni en esa región ni en otras.

El vicepresidente de las cofradías andaluzas de pescadores ha explicado que la UE establece para sus países miembros los cupos de pesca de cada una de las especies, pero que luego son los respectivos Gobiernos nacionales los que distribuyen esos cupos en sus territorios.

Así, la decisión del cierre del caladero de boquerones del Golfo de Cádiz ha llegado tras agotarse el cupo establecido, algo que, según los pescadores, ha estado provocado por la falta de acuerdo de pesca con Marruecos, que ha impedido a los armadores de la zona faenar en esas aguas y ha aumentado la actividad y las capturas en el Golfo de Cádiz.

El patrón mayor de la cofradía de Barbate, Ambrosio Ruiz, se ha mostrado muy crítico con la medida y ha asegurado que traerá la ruina total al municipio. Más paro para España.