Sólo las renovables evitarían una “insuperable” crisis del agua en el 2040