Spaceliner permitirá cruzar medio mundo en 90 minutos propulsado por hidrógeno