Surfrider lanza una campaña de limpieza de playas y costas
Surfrider Foundation Europe es una organización no gubernamental dedicada a la protección y mejora del entorno costero. Su objetivo es la defensa, conservación, mejora y gestión sostenible del mar, las playas, las olas y las personas que disfrutan de ellas. Con un equipo de profesionales y voluntarios (más de mil) por toda Europa, Surfrider ha puesto en marcha algunas iniciativas de protección medioambiental.

Entre ellas, las que han denominado “Ocean Initiatives”, una campaña mundial para aumentar la concienciación sobre la existencia de macrovertidos (desechos de origen humano presentes en el medio ambiente) acompañada de una campaña de limpieza de playas y costas que se realiza anualmente. Se anima a la población, a los clubes y a otras asociaciones a realizar su propia limpieza, así como a que propongan iniciativas para aumentar la concienciación de la sociedad, con ayuda de los equipos y programas de Surfrider.

Según la ONU, el 70% del plástico que se encuentra en el mar terminará depositándose en el fondo de los océanos y formará un cementerio tóxico. Además, según el director del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el 80% de los desechos que se encuentran en nuestras playas son de origen continental. Cada año, una media de entre cuatrocientos y cuatro mil kilogramos de desechos van a parar a las costas.

Ni las instancias nacionales ni las europeas han definido con exactitud el término macrodesecho. Sólo se refieren a un “abandono del objeto”, a un “deshacerse de”. Surfrider, con más de ochocientas operaciones que conforman el plan “Ocean Initiatives” ha logrado eliminar centenares de metros cúbicos de macroresiduos de las playas, lo que ha servido para mantener la concienciación sobre el tema entre la sociedad.

Las campañas de concienciación lideradas por Surfrider también se celebran a escala más local, por ejemplo, llevando a cabo operaciones de concienciación medioambiental con empleados de empresas, como Electrolux. La pequeña operación de recogida de desechos, en conjunción con el proyecto “Vac from the Sea”, duró unas dos horas y se eliminó casi un metro cúbico de macroresiduos. El 70% eran plásticos.