ciudades

Ciudades en peligro de desaparecer bajo las aguas
Como es bien sabido, el calentamiento global supone el deshielo y el consiguiente aumento del nivel del mar de forma progresiva, hasta hacer desaparecer amplias zonas costeras en todo el mundo. Algunas islas también desaparecerán. Son áreas que tienen un importante riesgo de inundarse incluso si combatimos el cambio climático con éxito.

La reducción de las costas del mundo también supondrá la desaparición de numerosas ciudades, engullidas bajo las aguas en un plazo mayor o menor de tiempo, en función del escenario en el que nos encontremos, pues el calentamiento global puede acelerarse más o menos en función de la cantidad de emisiones.

En otras palabras, llevar a cabo políticas verdes permite alejarse de los combustibles fósiles y, con ello, preservar la estabilidad del clima mundial, ralentizándose el deshielo y alejándose el fantasma de la inundación de las ciudades costeras. Así pues, algunas ciudades podrán salvarse.

Si seguimos contaminando sin control, los gases de efecto invernadero calentarán el planeta 4 grados centígrados en apenas una décadas, creando el contexto idóneo para que ciudades costeras de todo el mundo desaparezcan.

Alcanzar esos 4 grados significaría un ascenso del nivel del mar que sumergería las tierras en las que actualmente viven 470 a 760 millones de personas, según un estudio de Climate Central titulado “Carbon, climate and rising seas our global legacy”.

Ciudades en peligro de desaparecer bajo las aguas
Tengamos en cuenta que el 70 por ciento de la población mundial vive actualmente en zonas costeras, si bien el cambio climático afecta de forma desigual y en buena medida imprevisible. En todo caso, una cosa es segura: cada fracción de grado que evitemos subir prevendremos la inundación de algunas áreas y ciudades.

Igualmente, existen numerosas variables que hacen variar los pronósticos en función de características geológicas o, por ejemplo, el tipo de ocupación de la costa. No se producen los mismos efectos si se cuenta con acantilados, presas específicamente construidas para contener el avance del mar o si existen deltas de río o playas.

Las construcciones que existan también influyen, incluyendo tipo. No afectará igualmente a las costas densamente construidas con edificios turísticos como a pequeñas o grandes ciudades costeras, pongamos por caso.

Ciudades construidas bajo el nivel del mar

Corren especial peligro las ciudades construidas bajo el nivel del mar, como es el caso de Tokio, Miami, Nueva York, Singapur, Venecia, Amsterdam o Rotterdam. Según Steven Nerem, científico aeroespacial especializado en el cambio climático, “ya es demasiado tarde” para algunas de estas ciudades. Por poner un ejemplo más allá del evidente drama que sufre Venecia o la costa holandesa, entre otras, Nueva York podría llegar a ser inhabitable antes de finales de siglo, apunta el experto.
Seguir leyendo

París intensifica su lucha contra el coche
París, la muy contaminada capital francesa, sigue plantándole cara al coche. El gobierno municipal, con Anne Hidalgo como alcaldesa, no deja de ganar batallas en su decidida guerra contra la polución urbana ocasionada por el tráfico rodado. Sin duda, un ejemplo a seguir a nivel europeo y también global.

En esta ocasión, sencillamente se ha dado un paso más en la política de restricción de automóviles, que no es poco. Tanto por lo avanzada que ésta se encuentra como por lo difícil que resulta seguir haciéndolo, habida cuenta de lo polémico de muchas de sus medidas a nivel ciudadano.

Ese más difícil todavía adopta la forma de medidas anunciadas este domingo, 8 de enero, para que el centro no sufra tanto la tiranía del coche y luchar contra la polución ambiental que este provoca.

Su objetivo, a fin de cuentas, no es otro que conseguir que el coche deje de ser un elemento omnipresente en la urbe mediante políticas que animen a optar por el transporte público o la bici. En suma, a apostar por la movilidad sostenible.

París intensifica su lucha contra el coche
Su política ya de largo plazo en este sentido ha convertido a París es una de las ciudades europeas que más han hecho para mejorar el aire de la ciudad. Su punto de partida era complicado, pues París es una ciudad tremendamente polucionada, y solucionarlo implica, sí o sí, detener los altos niveles de polución atmosférica provocada por el coche.

Las nuevas eco medidas

Hidalgo ha explicado la importancia de que el cruce de París de oeste a este sea limpio, y no se refiere a animar a hacerlo comprando un billete de metro, precisamente.

Entre otras cosas, porque la recomendación del uso del transporte público es más que obvia. La atención de la primera edil se centra en reducir drásticamente la circulación sus dos ejes principales: las plataformas elevadas y la Rue de Rivoli.

París intensifica su lucha contra el coche
Otro ejemplo de restricción del tráfico se ha planeado en la vía Georges Pompidou que va a lo largo del Sena, se reducirán las altas plataformas para dar protagonismo a un tranvía-autobús eléctrico o ferrocarril cuya entrada en funcionamiento se prevé para 2018.

En números, el objetivo de los nuevos planes, que priorizan peatonalizar áreas importantes del centro urbano y restringir el tráfico en la urbe, es reducir a casi la mitad el número de vehículos privados en las carreteras de París.
Seguir leyendo

Nueva Delhi, la ciudad más contaminada del mundo
Si India es uno de los países del mundo más contaminados, Nueva Delhi tiene el triste récord de ser la ciudad más polucionada de aquel país y, además, también del planeta. Una triste realidad que no parece poder remediarse.

Son muchos los picos de smog que copan titulares en medios de comunicación de todo el mundo, si bien el problema es permanente. Un drama ambiental y de salud pública que también padecen en distinta medida otras 13 ciudades indias, -como Kanpur, Lucknow o Bombay-, entre las 20 más contaminadas del mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Lejos de mejorar, la situación sigue empeorando. En Nueva Delhi el problema no solo es el smog tóxico sino sus insoportables niveles, que hace apenas unos días alcanzó unos niveles de auténtico espanto.

Nueva Delhi, la ciudad más contaminada del mundo
Coincidiendo con la fiesta hindú del Diwali, se observó un aumento de las partículas polucionantes presentes en el aire. En concreto, los Valores del Índice de Calidad del Aire (ICA o AQI, por su siglas en inglés) alcanzaron un 999, un número increíble si tenemos en cuenta que los valores superiores a 500, cuando esta cifra es el tope en las evaluaciones estándar.

Una polución de récord

Es decir, se duplica una cifra extrema, pues los valores de la calidad del aire que se respira están expresados en una escala de 0 a 500, de acuerdo con la Agencia Medioambiental de Estados Unidos.
Seguir leyendo

¿Por qué los grandes depredadores cazan cerca de las casas?
No forman parte de la fauna urbana, al menos por ahora. Sin embargo, están acercándose cada vez más a las zonas habitadas. Acuden a ellas a cazar, en muchas ocasiones por pura desesperación. Algunos lo hacen esporádicamente y otros ya por costumbre, pero en todos los casos la alteración de sus ecosistemas motiva sus conductas.

Ocurre en buena parte del mundo, pero en América del Norte el fenómeno es especialmente llamativo. Las zonas urbanas y suburbanas son el hogar de numerosos depredadores, pequeños y grandes, donde logran prosperar. Por lo pronto, en los alrededores de Chicago son mapaches y coyotes, donde la Ohio State University lleva a cabo una investigación desde hace más de una década.

El líder de la investigación, Stan Gehrt, explica que, además de los coyotes, mapaches, mofetas y zorros “han logrado penetrar en el paisaje urbano bastante bien”. Aunque aquellos son los más recientes y los más grandes, no puede descartarse que empiecen a llegar también otros depredadores superiores, como lobos, pumas y osos.

Un reto de convivencia

De hecho, ya hay muchos ejemplos al respecto. Para el experto, se trata de una clara tendencia. “Si el ser humano se refugió en las ciudades para evitar la vida salvaje, ahora ésta viene a su encuentro”, apunta.

¿Por qué los grandes depredadores cazan cerca de las casas?
“Lo curioso es que ahora tenemos carnívoros que se trasladan a las ciudades”, apunta. Y una de las razones es obvia: la urbanización está expandiendo las ciudades en sus territorios. De acuerdo con el experto, es “una calle de dos sentidos”. O, lo que viene a ser lo mismo, nosotros llegamos hasta su casa y ellos lo hacen hasta la nuestra.

Para ello, están adaptándose al medio urbano. Tanto pequeños como grandes carnívoros están demostrando “ser flexibles” para lograrlo en gran número, pronostica Gehrt. Casualmente, estos días está siendo noticia la presencia de pumas cerca de las casas en Los Ángeles.

En este caso, andan en busca de sus presas, los ciervos, que a su vez se sienten atraídos por el agua y la vegetación de las residencias, piscinas y jardines. Según un reciente estudio publicado en PLoS ONE, los pumas (Puma concolor) se acercan a las poblaciones humanas de la región, pudiendo entrar en ellas en busca de sus presas.

¿Por qué los grandes depredadores cazan cerca de las casas?
El caso de los osos hambrientos que asaltaban tumbas para comer sus cadáveres es otro ejemplo de hasta dónde pueden llegar los animales para encontrar alimento. Ocurrió en un cementerio del pueblo ruso de Vezhnya Tchova, en la república de Komi, cerca del círculo ártico. Su desesperación, tras un verano sofocante que hizo desaparecer su alimento habitual (bayas y hongos) les hizo buscar alimento en cualquier sitio.

Especies invasoras: la culpa es del ser humano

No se trata de un fenómeno de especies invasoras, como el del mapache o las serpientes de origen asiático, cuya presencia acaba siendo un problema cuando se multiplican sin control por carecer de depredadores naturales. En ambos casos, el origen del problema es su tenencia irresponsable como mascotas.
Seguir leyendo

Tour mundial por los 10 parques urbanos más bellos
Os invitamos a hacer un pequeño viaje virtual por los más bellos parques urbanos, lugares diseñados para ofrecer al urbanita un oasis en el que poder respirar y relajarse. Sin hacer una lista exhaustiva, y teniendo claro que el mejor siempre es el que más cerca tengamos, pues ello nos garantizará acudir a menudo, en este post os proponemos descubrir algunos de los más famosos y bonitos.

Central Park de Nueva York, EE.UU.

Central Park es un auténtico pulmón de oxígeno para la bulliciosa Nueva York. El parque urbano más famoso del mundo se caracteriza por tener muy distintos ambientes, es enorme y camaleónico, pues su paisaje varía con cada estación. Incluye un zoológico y un sinfín de lugares pintorescos. Abarca unos 3.5 km cuadrados y, en suma, es el lugar perfecto para desconectar del mundanal ruido.

Tour mundial por los 10 parques urbanos más bellos

Parque Ibirapuera de Sao Paulo, Brasil

Sao Paulo cuenta con numerosos puentes, pero éste, el “parque do Ibirapuera” es el más conocido, y también uno de los más bonitos del mundo. También es muy extenso, ideal para escapar del trasiego diario que supone vivir rodeados de enormes rascacielos y un tráfico infernal. Como ocurre con muchos de los grandes parques, recorrerlo en bici es una opción fantástica.

Real Jardín Botánico de Melbourne, Australia

Ubicado en el mismo centro de Melbourne, el Royal Botanic Gardens es un jardín botánico y arboreto muy pintoresco. Una auténtica maravilla para el relax y el descubrimiento de más de 10.000 especies de plantas de todo el mundo.

Tour mundial por los 10 parques urbanos más bellos
Junto a grandes áreas de césped hay bucólicos lagos y enormes árboles, donde habita una diversa fauna. Su cromática es impresionante y se organizan también muchas actividades para la evasión y el acercamiento a la naturaleza de los niños.
Seguir leyendo

El mar se tragará Nueva York, Miami y Nueva Orleans
El océano inundará un sinfín de ciudades costeras de Estados Unidos, entre ellas grandes urbes como Nueva York, Miami y Nueva Orleans. Es un escenario apocalíptico de cuyo pronóstico la ciencia no duda lo más mínimo. La única incógnita es conocer el momento en el que el mar, literalmente, se las tragará.

El aumento del nivel del mar no perdona. Esa lección forma parte del abc de la ciencia del cambio climático pero, como siempre, hacer predicciones a medio plazo y establecer fechas es muy complicado.

Un medio plazo a nuestros ojos, lógicamente, pues medido en tiempo geológico varias décadas o siglos son un mero suspiro. ¿Serán años, décadas, siglos? La incertidumbre que conlleva el avance del cambio climático, cuya evolución depende de las medidas que se tomen o dejen de tomar, no permite afinar tanto.

La suerte está echada

Eso sí, frente a estudios anteriores, los plazos previstos son infinitamente más cortos. Mientras un estudio de la Universidad de Southampton, en Reino Unido, publicado en National Geographic prevé que las ciudades costeras de medio mundo desaparezcan en 5.000 años, este estudio habla de “siglos”.

Si el mar sigue creciendo al ritmo actual, muchas ciudades quedarán borradas del mapa. Ahora, solo falta saber cuándo, concluye la investigación, publicada en la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.
Seguir leyendo

Casas flotantes y sumergidas para dormir con los peces
Las casas que hunden sus cimientos bajo el mar son hoy en día algo insólito, pero el imparable aumento de la población mundial, que para 2050 superará los 9,6 mil millones de personas, bien podría convertirlas en viviendas de lo más habituales.

Colonizar las aguas para levantar ciudades no es una idea nueva. De hecho, la primera urbe submarina está ya planeada al detalle y se construirá en Japón en apenas dos décadas.

Si todo marcha según lo previsto, para 2035 el país nipón será el primero en tener una ciudad submarina, y en ella se prevé que puedan vivir en torno a 5.000 personas. Y, por ejemplo, Foating City, una isla flotante en la que poder residir, que tendrá un sistema de autoabastecimiento y ocupará de cuatro a diez kilómetros cuadrados, comenzará a construirse este mismo año en China.

Mientras estos colosales proyectos avanzan, los proyectos de construcción de casas acuáticas, ya sean flotantes o con sus primeros pisos sumergidos, no cesan de multiplicarse y también de sorprendernos.

Las primeras son proyectos antiguos. Básicamente, en este grupo entra cualquier vivienda que se levanta sobre tierra que no sea firme. Lógicamente, pueden flotar, literalmente, pero también levantarse sobre una estructura fijada de madera u hormigón sobre el fondo de un río, agua dulce o incluso el mar, obviamente en zonas costeras poco profundas.

Casas flotantes y sumergidas para dormir con los peces
Las casas semi sumergidas, por contra, son proyectos innovadores, con un aire futurista, reservado solo a unos pocos privilegiados. Con el tiempo, su necesidad podría hacerlas más accesibles e incluso popularizarlas mucho antes de lo que imaginamos.
Seguir leyendo

Plagas y epidemias provocadas por la contaminación y el cambio climático
Como es bien sabido, la contaminación es fuente de problemas para la salud mundial, tanto a nivel humano como del medio ambiente. Su impacto de forma directa, mediante la polución, o indirecta, por ejemplo a través del cambio climático, crean desequilibrios que provocan plagas y epidemias a lo largo y ancho de nuestro planeta.

El mundo moderno y el ideal de modernidad al que aspiran los países en desarrollo supone un modelo de vida urbano, formado por megalópolis y grandes conurbaciones, en las que la vida se vive deprisa, rodeados de asfalto, contaminación acústica, lumínica y, cómo no, dentro de una gran nube de smog que no deja títere con cabeza.

A su vez, el crecimiento acelerado en países emergentes, la concentración industrial en áreas marginales y la producción a escala (incluyendo la sobre explotación del mar y demás producción alimentaria ) se traduden en más y más polución a nivel atmosférico, acuático, del suelo, en un uso y abuso de recursos limitados que nos sitúa en la cuerda floja.

Plagas y epidemias provocadas por la contaminación y el cambio climático
De hecho, caminamos hacia la sexta gran extinción y, si no lo remediamos con determinación y urgencia el resultado no será otro que el acabose. Al menos, para el ser humano y para un sinfín de especies que han tenido la mala suerte de coincidir con nosotros. En realidad, algo sin importancia. Para qué engañarnos, lo cierto es que para el tiempo geológico, la presencia del ser humano sobre la faz de la Tierra habrá sido, simplemente, un suspiro. Un visto y no visto…

Mientras ese fatídico momento llega, sin prisa pero sin pausa, el ser humano anda desequilibrando ecosistemas y ocasionando trastornos, en muchas ocasiones sin haber ya punto de retorno. El cambio climático y sus nefastos efectos, que ya sen dejan sentir en forma de eventos extremos, son una clara muestra, pero hay otras muchas, como la ruptura del ciclo hidrológico mundial, los alarmantes niveles de polución atmosférica, de desechos o, sin ir más lejos, las malas prácticas empleadas por la agricultura intensiva.

Las enfermedades

Además de contribuir al calentamiento global, la contaminación atmosférica afecta a la salud mundial provocando enfermedades de distinto tipo y gravedad. Los informes de la ONU sobre el particular son para echarse a temblar, tanto por las millonarias cifras de muertos anuales como por el catálogo de patologías que ocasionan, entre otros cánceres, enfermedades cardiovasculares y problemas respiratorios.
Seguir leyendo