Estados Unidos

Estados Unidos abandona el Acuerdo de París
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, ha decidido abandonar el Acuerdo de París contra el cambio climático. En una declaración hecha en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, despejó toda duda al respecto. Dejó bien claro que se debe a sus ideas negacionistas y prioriza la pujanza económica de su país a corto plazo a un desarrollo verde que garantice el futuro de la humanidad.

El negacionismo que nunca ocultó, sino más bien al contrario, convirtiéndolo en su bandera y arma electoral, le lleva a rechazar la existencia del cambio climático y su origen antropogénico. Por lo tanto, considera absurdo luchar contra el mismo. Es más, a su juicio, supone un lastre para la economía y la creación de empleos.

“A partir de hoy, los Estados Unidos cesará cualquier implementación del acuerdo de París (…) y la carga económica y financiera que impone a nuestro país”, dijo.

Entre la decepción y la indignación

El mundo no es de la misma opinión. Aun siendo una decisión esperada, las reacciones han echado chispas, y solo acaban de empezar. Básicamente, todas giran en torno al mismo tema: se considera que este no tendrá consecuencias catastróficas para el medio ambiente y, por ende, también para la humanidad.

Estados Unidos abandona el Acuerdo de París
Entrando en harina, las reacciones a la decisión tachan sus palabras de absurdas e irresponsables. El hecho de que Estados Unidos sea uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo y su influencia como potencia mundial se añaden al parón que esta decisión supondrá también para el desarrollo de las renovables.

No tanto porque las energías verdes vayan a dejar de evolucionar y popularizarse, sino porque Estados Unidos era uno de los motores de esta alternativa a las energías fósiles. No olvidemos también que la lucha contra el cambio climático exige una rápida transición hacia una sociedad baja en carbono, y que sin Estados Unidos en el Acuerdo de París además la financiación para lograrlo peligra.

Estados Unidos abandona el Acuerdo de París
En resumen, no lograrlo significaría entrar en un punto de no retorno que agravaría mucho la situación. Idealmente, se quiere mejorar el objetivo situando el aumento de la temperatura en 1,5 grados. Y, lógicamente, entre otras consecuencias, si no se controlan las emisiones, el calentamiento global va a afectar a todo el planeta, de forma desigual e imprevista en gran medida.
Seguir leyendo

Trump autoriza la caza de lobos y osos en su madriguera
Donald Trump sigue con sus iniciativas poco amigas del medio ambiente. El legado ambiental de su predecesor, Barack Obama, no era una panacea, pero empieza a tener un gran valor si comparamos su gestión con la del nuevo inquilino de la Casa Blanca.

De hecho, la ley que acaba de firmar deroga la normativa de su predecesor, permitiendo a partir de ahora a los cazadores a Alaska cazar osos, lobos y sus crías en sus madrigueras, incluso cuando estén en hibernación.

La nueva legislación, por otra parte, también permite dispararles desde helicópteros o aviones. Unas prácticas que los reglamentos aprobados durante la legislatura de Barack Obama prohibían. Entre otras prácticas de caza, se permiten el uso de cebo, las trampas de ajuste, la caza aérea y la matanza de osos, lobos y coyotes en su madriguera.

La ley afecta a 16 reservas protegidas la vida silvestre del estado, con una superficie de 300 000 km2, que dejarán de serlo en este sentido. La nueva ley, presentada por el congresista republicano Don Young, el representante de Alaska, fue aprobada por la Cámara y el Senado, antes de su reciente firma presidencial.

Un paso atrás para la conservación

Impulsada por los senadores republicanos, por lo tanto, supone el final de la protección de estos animales en la reserva nacional de Alaska, puesto que, como hemos mencionado, se deroga la normativa de la administración de Obama que creó una gran zona protegida en la que no se podía cazar a estos animales.

Trump autoriza la caza de lobos y osos en su madriguera
La ley que permite disparar contra animales en hibernación, entre otras medidas apuntadas, obtuvo 225 contra 193 votos, con lo que el paso adelante dado por Obama para la preservación de las especies quedó en nada, tan solo un año después.
Seguir leyendo

Trump relanza dos polémicos oleoductos
Los ecologistas no celebran la llegada de Donald Trump al poder, no es ningún secreto. De hecho, son muchos los problemas latentes y los avances en dicha materia que están en el punto de mira de unos y también del otro.

Mientras el activismo teme un retroceso general en lo ecológico, sobre todo cuando suponga un gasto y vaya contra los intereses creados, el nuevo presidente tiene claro que son cuestiones estratégicas que hay que abordar, y no precisamente pintándolas de verde.

Es lo que está empezando a ocurrir. Unos pocos días en el poden han sido suficientes para el nuevo presidente y su equipo comenzará a avanzar en dicho sentido de forma sonada.

No nos referimos a la eliminación de toda referencia al cambio climático de la página web de la Casa Blanca realizada nada más llegar ni a los recortes y suspensión de contratos en la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) sino a la aprobación por decreto a continuar con dos polémicos oleoductos.

Trump relanza dos polémicos oleoductos
Podría considerarse un dardo al presidente saliente, sobre todo habida cuenta de que Obama también ha dejado atadas algunas cuestiones buscando un blindaje ambiental de cara a que Trump no pudiera hacer de las suya. Sobre todo, moviendo ficha justo antes de irse con leyes orientadas a protección del Ártico.

Keystone XL y Dakota Access

Keystone XL y Dakota Access, así se llaman los dos oleoductos de la discordia. Obama decidió en 2015 paralizar el primero ante las protestas que no cesaban.
Seguir leyendo

Trump pondrá al frente de la agencia ambiental a un negacionistaLa presidencia de Donald Trump no supone un impulso a la lucha contra el cambio climático, sino todo lo contrario. Tras las polémicas declaraciones de corte negacionista realizadas durante la campaña electoral, e incluso antes de ella, solo se espera más de lo mismo.

Espantados, los científicos no han dejado de advertirle el problema que supone para la humanidad una actitud contraria al activismo que se precisa en dicha materia, sobre todo cuando viene de parte de una nación tan relevante a nivel internacional. Importante a nivel geopolítico y también en lo que respecta a las emisiones de gases de efecto invernadero que genera.

Fue sonada la carta que le enviaron reputados científicos intentando que reflexionara y, en todo caso, protestando por su empecinado negacionismo. Una misiva abierta firmada por 375 científicos de primer nivel, pidiendo al candidato republicano que rectifique.

Una vez elegido, el enfrentamiento ha seguido siendo frontal, sobre todo como reacción a medidas que ya se van tomando y han dejado bien clara su postura en torno a la política ambiental. Si bien no será oficialmente presidente hasta el próximo 20 de enero, ya empiezan a trascender aspectos de su política que dan una clara idea de la que se avecina.

Trump pondrá al frente de la agencia ambiental a un negacionista
Esta semana hemos sabido que va a elegir a un negacionista del cambio climático para liderar la agencia medioambiental del país, concretamente la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA). Se trata de Scott Pruitt, conocido por haber tenido un gran protagonismo en las demandas de gobernadores republicanos contra distintas reformas acometidas por Obama para afrontar el cambio climático.

Un negacionista en la Agencia de protección ambiental

Si todo sale según lo previsto, el nuevo responsable de la política medioambiental de Estados Unidos será Pruitt, un veterano fiscal de Oklahoma que considera que el cambio climático no tiene un origen antropogénico. Es decir, considera que el ser humano no lo ha provocado y, por lo tanto, no tiene sentido reducir las emisiones provenientes de los combustibles fósiles, entre otras provocadas por el hombre.
Seguir leyendo

Catástrofe ambiental por derrame de crudo en Houston
Por si no hubiera habido bastante con el desastre del Golfo de México, aquel masivo vertido de petróleo ocurrido en 2010, menos de un lustro después unos 600 litros de crudo acaban de contaminar las aguas de la bahía de Galvestonm (Houston), un punto estratégico de transporte para Texas y la puerta hacia aquella cuenca oceánica.

El desastre ambiental ocasionado ha contaminado las aguas de la bahía y, como suele ocurrir en estos casos, valorar los daños ocasionados al ecosistema es realmente difícil. Además, todavía es pronto para conocer la magnitud del problema, pero ya se teme que produzca un grave impacto en las aves de la zona, que están en pleno periodo migratorio, y también serán importantes las pérdidas económicas, pues se trata de un lugar turístico que también tiene actividad pesquera.
Seguir leyendo

Las áreas naturales protegidas impulsan la economía
Las áreas silvestres son un tesoro natural en sí, pero además de su valor ecológico pueden impulsar la economía de una región, según concluye un nuevo informe.

Llevado a cabo por Headwaters Economics, un grupo de investigación independiente de Estados Unidos, el trabajo analiza la relación entre la protección de 335 millones de hectáreas de parques o áreas naturales del país y la pujanza de sus economías locales.
Seguir leyendo

Una misteriosa enfermedad ataca a los mapaches
En las zonas habitadas, los mapaches suelen comer sólo al anochecer y se muestran esquivos, timoratos junto a contenedores de los que extraen algunos restos de comida. Pero no siempre es así, al menos no para los mapaches que podrían estar afectados por una extraña enfermedad que cambia su comportamiento y los hace temerarios, llevándolos a buscar comida también a plena luz del día. ¿Qué está ocurriéndoles? La ciencia intenta buscar una explicación.

Este comportamiento extraño se ha observado entre los mapaches del norte de California y Oregón, una anomalía que los científicos han vinculado con un virus que estaría provocando, a su vez, la aparición de tumores cerebrales en los animales de un modo quizas epidémico.
Seguir leyendo

Mapa de la NASA sobre los incendios forestales en Estados Unidos (2012)
El medio ambiente no sólo se resiente por los eventos climáticos extremos, propiciadores de desastres naturales, sino también por las consecuencias de aquellos. No en vano, la sequía y las interminables olas de calor extremo han llevado a un desolador panorama de incendios forestales, terrible durante este año 2012 en Estados Unidos.

Según datos del Centro Nacional Insterinstitucional del Fuego (NIFC, por sus siglas en inglés), este año se han quemado 9,1 millones de acres (más de 368.000 kilómetros cuadrados), lo que convierte el año en el tercero más castigado de su historia desde 1960.
Seguir leyendo