murciélagos

Descubren una nueva especie de murciélago de color amarillo
En la sabana boliviana, un ecosistema caracterizado por una rica biodiversidad, podemos encontrar a un insólito habitante de hábitos nocturnos y pelaje dorado, brillante como el sol. Aunque luciendo tan llamativo color nadie lo diría, esta algodonosa curiosa criatura es una nueva especie de murciélago, el myotis midastactus.

Haberlo descubierto significa que, además de saber de su existencia, se ha dado el primer paso para empezar a conocerlo mejor y también permitirá emprender iniciativas para su preservación. Por lo pronto, se ha averiguado que vive en troncos huecos, que su población es reducida y que se le puede encontrar en los departamentos orientales del Beni y Santa Cruz.
Seguir leyendo

El cambio climático afecta al sistema de ultrasonidos de los murciélagos
Lo que no se sabe aún es si para bien o para mal. Los murciélagos son animales nocturnos. Prácticamente, están ciegos. Por ello, cuentan con un sistema de ultrasonido gracias al cual son capaces de colocar objetos y presas en el espacio. Lanzan un ultrasonido que rebota y les devuelve la información de la ubicación de lo que hay a su alrededor.

Los murciélagos acechan con este sistema de ultrasonidos a sus presas, que son, sobre todo, insectos. Además, les permite volar sin chocar con casas, árboles o postes de teléfono. Ahora se ha descubierto que el cambio climático podría alterar la capacidad de algunas especies de murciélagos para cazar de forma efectiva usando estos ultrasonidos.
Seguir leyendo

Los murciélagos le tienen miedo a la luna
En contra de lo que sugiere la cultura popular, iconografías varias y pelis de miedo, los murciélagos no son amigos de la luna. Todo lo contrario, la rehuyen, se esconden de ella y, según afirma una nueva investigación, en las noches más iluminadas por su luz reducen significativamente su actividad.

Fobia lunar, así llaman los científicos el miedo que los murciélagos tienen al único satélite natural que posee la Tierra. Se trata de un fenómeno que ya se había detectado, y sobre el que existen numerosos estudios desde hace alrededor de dos décadas.
Seguir leyendo