pesca

Leonardo DiCaprio invierte en comida sostenible
Entre película y película, Leo DiCaprio lo mismo ayuda a los animales en peligro de extinción que se convierte en mensajero de la ONU contra el cambio climático o, por ejemplo, se decide a comprar una isla para convertirla en un paraíso ecológico.

Y es que la agenda extra cinematográfica del actor está copada por actos relacionados con causas ambientales, con las que realmente se muestra tremendamente comprometido, razón por la que no deja de ser noticia. En ocasiones aprovecha su experiencia en el cine para producir e incluso protagonizar documentales para concienciar al mundo sobre la gravedad de los problemas ambientales.

Leo quiere proteger los océanos

Pero esto no es todo, como era de esperar cuando se trata de apostar por un planeta más cuidado y, en fin por un mundo mejor. Así pues, Leonardo DiCaprio ecologista sigue generando noticias verdes, y en este caso sus ojos azules como el mar fijan su vista precisamente en la preservación de los océanos.

Leonardo DiCaprio invierte en comida sostenible
“La explotación de nuestros océanos ha dejado a muchos ecosistemas marinos al borde del colapso total, lo que está perjudicando nuestra capacidad de cosechar nuestros mares como una fuente de alimentos confiable como lo hemos hecho durante miles de años”, dice el protagonista de Titanic con motivo de su nueva inversión.

Seguir leyendo

Cada vez más basura y menos peces en el mar
Los atentados ambientales que el ser humano propina a los mares tienen muy distintas caras. Desde la sobrepesca hasta la basura que se vierte en los océanos o, cómo no, el devastador efecto del cambio climático.

Todo suma para acabar restando. Hasta el punto de encontrarnos en situaciones que están al borde de un punto de no retorno. La ciencia alerta al respecto, y nosotros nos hacemos eco de ello en este post.

Por suerte, todavía estamos a tiempo de cambiar las cosas. Si bien el daño ya está hecho en lo que respecta a flora y fauna, así como ecosistemas, también es cierto que la situación no es irreversible. Aunque el reloj no es nuestro mejor aliado, precisamente, aún hay tiempo de enmendar errores y dar marcha atrás en emisiones, vertidos y maneras de explotar el recurso alimentario que suponen los peces.

La sobrepesca amenaza la sostenibilidad

La explotación pesquera está siendo sobrepesca. No solo constituye uno de los principales problemas para preservar la riqueza de recursos marinos a nivel de seguridad alimentaria, sino también en lo que respecta a su biodiversidad.

Según ha advertido recientemente la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), -organización perteneciente a la ONU-, la producción mundial de pescado se aproxima a su límite de sostenibilidad. El informe presentado por la organización señala que más del 40 por ciento de las especies populares se capturan de forma insostenible.

Con alrededor del 90 por ciento de la producción mundial de pescado sobreexplotada, ésta se acerca a su límite sostenible. Y los pronósticos no son tranquilizadores. Muy al contrario, este mismo trabajo apunta que se espera un agravamiento de la situación en los próximos años.

Cada vez más basura y menos peces en el mar
Si echamos la vista atrás, el empeoramiento ha sido dramático. Desde los setenta, hemos triplicado la sobreexplotación de los peces del planeta, según el citado informe de la FAO, en el que se analiza la actividad de las pesquerías en todo el mundo.
Seguir leyendo

Pescado y marisco sostenible en Navidad
Estas fiestas las mesas suelen rebosar alimentos, exquisiteces culinarias de todo tipo, entre las que no faltan carnes y pescados. Sin embargo, ambos tipos de alimentos tienen una importante huella ecológica.

La carne tiene una huella ecológica muy superior al pescado, es cierto, pero esta afirmación en realidad es relativa. Si no lo consumimos siguiendo una serie de consejos también estamos perjudicando al planeta.
Seguir leyendo

Las acciones del ser humano que destruyen los mares

Los mares y océanos del planeta sufren, año tras año, una serie de deterioros causados por la huella humana. Gran parte de las actividades y hábitos realizados por nosotros a diario están contribuyendo a su desgaste, sin que ni siquiera nos demos cuenta.

Los mares y océanos son el hogar de importantes ecosistemas y resultan una parte clave del Planeta. No sólo el calentamiento global los hace disminuir, sino que, además, la huella del ser humano va destrozando paulatinamente sus ecosistemas, debido a factores como la contaminación, la pesca irresponsable, la extinción accidental de especies, las fábricas, el uso de productos químicos arrojados a mares y un largo etcétera. Si te preocupa la salud de estos mares y océanos, hay varios hábitos que puedes modificar en tu vida cotidiana para hacer que éstos sufran un poquito menos.

La acción humana no solo desgasta las especies desarrolladas en la superficie terrestre, sino también debajo del mar. Una de las primeras causas es la pesca. No se trata de que el ser humano deje de pescar, pero sí de que lo haga de un modo más irresponsable y menos indiscriminado. Cuando adquirimos un exceso de mariscos o comemos peces muy pequeños estamos, sin quererlo, contribuyendo al negocio de la pesca indiscriminada.

Las acciones del ser humano que destruyen los mares

Seguir leyendo

El declive de los corales amenaza la vida de millones de personas en zonas tropicales costeras
Si los arrecifes de coral sufren un deterioro, las gentes que dependen del equilibrio de sus ecosistemas también verán amenazada su supervivencia. Son millones de personas las que, según advierte un reciente estudio, verán peligrar sus medios de vida a consecuencia de su probable extinción en las zonas tropicales costeras.

Un declive que sólo podría frenar un drástico cambio en las prácticas de pesca, en las emisiones de carbono y en el control de la contaminación de las aguas con fertilizantes, sus principales enemigos, concluye este trabajo realizado por la Universidad de Queensland y la Universidad de Sheffield, publicado en la revista Current Bilogy.
Seguir leyendo

Japón, obligado a dejar de cazar ballenas en la Antártida
A Japón se le ha acabado el chollo, al menos por ahora. Ya no le vale la excusa de cazar o, mejor, masacrar ballenas de la Antártida con pretendidos fines científicos para evadir la prohibición comercial. Aunque era obvio que su carne acababa derivándose a circuitos comerciales, para desgracia de estos cetáceos, las cosas de palacio van despacio, y ha sido necesario esperar una decisión judicial para poder impedirles seguir haciéndolo.

La sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) ha rechazado el argumento nipón de que la captura obedecía a fines científicos, y no principalmente para el consumo humano. Al negárseles las licencias científicas de las que disponían hasta ahora, por lo tanto, no podrán seguir cazándolas, como resultado de esta demanda presentada en 2010 por Australia ante la CIJ.
Seguir leyendo

Ayudar a las ballenas atrapadas en redes
Las redes de pesca son una gran amenaza para las ballenas. Sucede a menudo y, cuando ocurre, cuando quedan atrapadas en ellas de forma accidental, el resultado suele ser su muerte.

Un reciente suceso ha tenido lugar en las playas de Sidi Bou Said, en Túnez, donde ha aparecido una gigantesca ballena muerta. Llegó hasta la misma orilla, donde quedó varada por culpa de una red que la envolvía. Nada pudo hacerse por ella.
Seguir leyendo

Peligra el delfín rosado del Amazonas por su uso como carnada
El delfín rosado (Inia geoffrensis) podría dejar de formar parte de la paradisíaca estampa que nos regala el imponente río Amazonas, un rico ecosistema fluvial que nos empeñamos en destruir. Sus aguas todavía acogen a estos seres tímidos ante la presencia humana, que habitan felices sus aguas calmas, pero también tremendamente vulnerables ante la amenaza que supone su habitual pesca para uso como carnada.

El delfín rosado del Amazonas, una de las pocas y principales especies de delfín de río del mundo, está al borde de la extinción por su utilización como carnada para la pesca por los habitantes de la región, una práctica muy extendida que ha puesto a la especie contra las cuerdas.
Seguir leyendo