regalos ecológicos

Propuestas para envolver regalos de forma sostenible

No hace falta que te digamos que el gasto en papel por persona al año es enorme y que consumir papel en exceso, de cualquier tipo (higiénico, en pañuelos, para escribir…) resulta en un ingente impacto ecológico. Sin embargo, aunque su bonita apariencia nos pueda engañar, uno de los más nocivos para el medio ambiente es el papel de envolver regalos. La débil calidad del papel y sus tintas y pigmentos químicos lo hacen no apto para ser reciclado. De hecho, cuanto más sofisticado es el papel de envolver, peor es su impacto ambiental, por no hablar de lo contaminante que es el proceso de elaboración.

Propuestas para envolver regalos de forma sostenible

Socialmente, solemos entregar envueltos nuestros regalos, pero el papel de regalo tal y como lo conocemos no es, para nada, la última alternativa que tenemos para lograr un bonito resultado final. Te proponemos muchas iniciativas para que escojas la más sencilla o la que más te guste que, además, te hará aparecer con el envoltorio más original de toda la fiesta. Además de contribuir a llevar una existencia más ecológica si haces uso de ellos, al cabo del año reportaremos un ahorro al evitar comprar los rollos de papel para todos esos cumpleaños, fiestas y celebraciones a las que solemos ser invitados.

Propuestas para envolver regalos de forma sostenible

Papel reciclado reutilizable

Envuelve ese regalo a un ser querido con papel reciclado reutilizable. Los encontrarás en tiendas especializadas a un precio ligeramente superior al convencional, pero podrás usarlo muchas veces para tus próximos regalos. Si no quieres que pueda usarse de nuevo, al menos asegúrate de que tiene el certificado ecológico, afortunadamente cada vez más comercios se han dado cuenta de este problema y los venden. Además, con esta iniciativa, estarás enviando un importante mensaje a aquellas personas que reciban tus presentes.

Propuestas para envolver regalos de forma sostenible

Seguir leyendo

Regala una cesta de productos ecológicos

Seguro que, en muchas ocasiones, has tenido que hacer un regalo a alguien especial y no se te ocurre cómo acertar resultando, además, original. Esta opción que te proporcionamos y podrás personalizar según los gustos del afortunado, es una apuesta segura y ecológica con la que triunfarás.

Pocos regalos son tan prácticos y vistosos como una cesta. Las vemos a diario de todo tipo: de productos de belleza, de productos de alimentación, enseres para el bebé… Esta vez vamos a construir artesanalmente una cesta enteramente ecológica, desde su soporte hasta los productos que vamos a incluir. No dejes de tomar nota.

Por un lado tenemos la cesta o canasta. No sólo servirá para presentar los deliciosos productos que vamos a meter ahí dentro, sino que puede ser utilizada después para infinidad de cosas: como adorno de jardín o interior, como recipiente, para hacer un picnic… Para la cesta, puedes reutilizar una que ya tengas, comprar una a base materiales reciclados o bien elaborar una tú misma con tiras de mimbre, si bien este proceso es más costoso y requiere de tiempo y cierta destreza.

Seguir leyendo

Ideas para regalos ecológicos y creativos
Ser eco es tendencia. Las ideas alternativas son la opción elegida cada vez por más personas a la hora de hacer sus regalos. Los artículos y objetos procedentes del reciclado contribuyen a reducir la huella ecológica, a la sostenibilidad del planeta y a distinguirte de los demás mostrando tu lado más solidario y comprometido.

Una buena opción a la hora de regalar es optar por el DIY (do it yourself) o lo que es lo mismo: por convertirte en el autor de tus propias creaciones. Dejar volar la imaginación aprovechando cosas que tenemos en casa y no utilizamos permite personalizar tus regalos, ser original y ecológico y además ahorrar.

La tradición de hacer regalos se remonta a las más antiguas culturas. Ya los griegos y romanos obsequiaban con pequeños presentes a aquellos a los que querían agasajar y también como forma de ahuyentar a los malos espíritus.

Las ofrendas que griegos, egipcios y romanos dedicaban a los dioses eran generalmente de carácter ritual y consistían normalmente en frutas y todo tipo de alimentos junto a pequeñas obras de artesanía como colgantes o brazaletes.

La función social del regalo comenzó a popularizarse en la Grecia Antigua. Durante este periodo, la celebración más habitual era el cumpleaños en la que los niños recibían joyas de metal tallado, flores y golosinas.

En Roma el comienzo del año se celebraba regalando monedas de latón para desear buena suerte y prosperidad. El antecedente del célebre roscón de reyes también hunde sus raíces en la historia. Las matriarcas romanas hacían un bollo casero al que a partir del siglo III se introducía un haba seca. La persona que la encontraba se convertía en el “rey” durante un periodo de tiempo determinado y todos debían “obedecerle”.

Como vemos, la costumbre de regalar consistía en el ofrecimiento de objetos y artículos artesanales y hechos en casa. En realidad, esta costumbre se mantuvo a través de los siglos como muestra de agasajo. Tan sólo desde hace unos años acá los regalos se han convertido en algo más sofisticado y complejo por obra y gracia de los grandes centros comerciales.

Sin embargo no hay que olvidar que la finalidad última de ofrecer un presente es emocionar, sorprender y agradar. Es una forma simbólica de demostrar afecto. Por ello, no importa tanto el valor material sino la emoción que provoque en el receptor.

Ideas para regalos ecológicos y creativos
Ideas para regalos originales, creativos, baratos y ecológicos

– “Comprar” una estrella. Pocas cosas hay tan simbólicas como los astros del cielo. Actualmente existen muchas empresas que registran nombres de manera extraoficial. Si no te gusta la idea de pagar, opta por perderte con tu pareja en la noche y pon su nombre a la estrella que más brille. Un regalo que perdurará para siempre.

– Regala tiempo de calidad. Prepara una ruta alternativa por tu ciudad, una tarde de confidencias y risas, visita al museo, ayudar a crear un hermoso jardín, un huerto ecológico o una cena especial. ¡Existen miles de posibilidades para compartir y ofrecer tu tiempo!

– Regalos solidarios. Hay multitud de opciones de regalo solidarios. Tener un detalle con alguien para contribuir al sostenimiento del planeta es una forma de demostrar que te preocupa construir un planeta más justo, ecológico y solidario: Puedes optar por apadrinar a un niño de países desfavorecidos, afiliarte a asociaciones de conservación o contribuir al sostenimiento de sociedades que velan por animales en peligro de extinción.

– Regala artesanía. Los juguetes provenientes de materiales reciclados actualmente resultan algo casi insólito en un mundo dominado por todo tipo de gadgets electrónicos. Sin embargo este tipo de juguetes hicieron felices a las generaciones anteriores: coches fabricados con envases de plástico, casitas de cartón, espadas de madera, carritos, muñecas de trapo, disfraces, accesorios…una forma genial de introducir a los más pequeños de la casa en el arte de las manualidades y una solución perfecta para regalos de cumpleaños. Barato, ecológico y divertido.

– Saca al artista que llevas dentro: Pintar es una de las actividades más relajantes que existen. Óleo, acuarela, carbón… encuentra tu estilo y disfruta del resultado. Un regalo muy personal para las personas a las que quieres.

– Si lo tuyo no es la pintura, tienes otras opciones artísticas: collages de hojas y flores secas, composiciones con pequeños guijarros, telas, o abalorios. ¡El límite es tu imaginación!

– Otra opción eco es optar por el lado nostálgico. Seguro que en el desván se esconden recuerdos de tu infancia. Aprovecha la ocasión para dar una segunda vida a esa vieja muñeca, al caballito de cartón o a la prenda de vestir que tanto te gustaba. La restauración de muebles, juguetes, prendas, o cuadros es una actividad relajante y divertida a la que podrás sacar mucho provecho. ¿Qué tal quedaría en el rincón del salón el viejo macetero oxidado convenientemente remodelado? Seguro que encuentras más de un tesoro con los que sorprender y disfrutar.

– Una planta, mejor que un ramo de flores. Uno de los regalos más extendidos en todo el mundo es el consabido ramo de flores. La tradición de regalar flores se considera como algo natural y ecológico y sin embargo no es así. La floricultura conlleva un gran coste medioambiental por no hablar de la corta duración de las flores cortadas en ramo y de su alto coste. Mejor opta por una bonita planta en maceta.