Templo budista construido con un millón de botellas de cerveza