Territorios de Fukushima estarán deshabitados durante diez años