Tigres, rinocerontes y elefantes, los más vulnerables ante la caza furtiva