Tipos de vegetación

Tipos de vegetación

"Vegetación" es una palabra que usamos con mucha frecuencia pero, en muchas ocasiones, sin ser conscientes del todo del significado concreto que implica. En un planeta donde buena parte del territorio terrestre está cubierta por plantas de todo tipo, y donde también la superficie marina está habitada por plantas acuáticas, la variedad de tipos de vegetación que puede encontrarse es enorme.

En este artículo de EcologíaVerde vamos a ver los principales tipos de vegetación existentes, así como las características más importantes de cada uno.

Qué es la vegetación

Entendemos como vegetación la cubierta de flora que crece sobre un terreno concreto, no importa si por cultivo o de forma espontánea. Lógicamente, las especies y características de esta varían enormemente en función del clima y del terreno en que se encuentre. "Vegetación" es un término muy general, de hecho, es uno de los más amplios tanto en botánica como en geografía y, dentro de estas ciencias, se refiere a cualquier taxón del reino Plantae en una zona o entorno concreto.

Para que conozcas más sobre ello, te recomendamos consultar estos otros artículos de EcologíaVerde en los que hablamos acerca del Reino Plantae: qué es, características, clasificación y ejemplos y sobre Cómo influye la vegetación en el clima.

Tipos de vegetación según el medio en el que está

Una de las clasificaciones más básicas que puede hacerse de la vegetación es según el medio físico en que podemos encontrarla. Parte de dos grandes grupos: la vegetación en el medio acuático y en el medio terrestre.

Vegetación acuática

La vegetación acuática es la que podemos encontrar tanto sumergida en entornos acuáticos, ya sean de agua dulce o salada, como la que está en zonas de muy alta humedad ambiental. Puede tratarse tanto de plantas totalmente sumergidas, como de las que solo lo están en parte, y es la que encontramos en zonas como pantanos, lagos, humedales, estuarios, ríos o en el propio mar.

Vegetación terrestre

La vegetación terrestre es la que crece en tierra firme, sin estar sumergida total ni parcialmente. Lógicamente, la enorme variedad de entornos terrestres provoca que haya una gran cantidad de subtipos de vegetación terrestre como, por ejemplo, la vegetación gipsófila, que es la que se desarrolla en suelos de tipo arcilloso, o la vegetación halófila, que crece en entornos con una alta concentración de sal.

Tipos de vegetación según el bioma en el que se encuentra

Una clasificación mucho más concreta es según el bioma o paisaje bioclimático en que podemos encontrarla. Se trata de grandes zonas que comparten características de flora, fauna y clima, por lo que la vegetación queda dentro de ese primer grupo. Veamos los más importantes:

Vegetación de la tundra

La vegetación de la tundra es de estructura sencilla y de poca altura, adaptada para poder soportar las bajas temperaturas y las cortas estaciones cálidas. Son plantas sin raíces profundas, con predominancia de arbustos, musgos y gramíneas.

Vegetación de la taiga

Las taigas son principalmente bosques de coníferas de poca variedad. Los bosques de este bioma conforman la masa forestal más grande del planeta, y dan lugar a una formaciones muy densas y tupidas que resisten bien las bajas temperaturas. También hay gran cantidad de líquenes y musgos.

Vegetación de la selva

La jungla, bosque lluvioso o selva cuenta con una enorme variedad de vegetación. Son zonas cálidas y muy húmedas, que favorecen en gran medida el desarrollo y crecimiento de vida vegetal, por lo que resultan extraordinariamente ricas en ella, que se divide en distintos estratos muy diferenciados.

Vegetación del bosque

Hay muchos tipos de bosques según varias clasificaciones, pero todos ellos coinciden en que cuentan con grandes cantidades de árboles y una gran diversidad de vida tanto animal como vegetal. Hay bosques caducifolios y perennifolios según su follaje, pero también pueden clasificarse por clima o vegetación predominante.

Aprende más con este otro artículo sobre los Tipos de bosques.

Vegetación del desierto

En los desiertos reinan las plantas crasas, habitualmente de pequeño tamaño y con capacidad para resistir largos periodos de sequía gracias a su capacidad de almacenar agua. Además, son también comunes las plantas con espinas, necesarias para no ser depredadas tan fácilmente.

También te recomendamos este otro post sobre 25 plantas del desierto.

Vegetación de la sabana

La sabana está conformada principalmente por praderas de gran extensión y amplitud, en las que los árboles son escasos o están relativamente distanciados. Predominan pastos de distintos tipos, y hay una gran cantidad de arbustos. La vegetación tiende a ser de hoja caduca.

Vegetación de la pradera

Las praderas son ricas en pastos, con gramíneas y plantas como los tréboles o girasoles. La densidad de su vegetación varia en función de si se trata de praderas templadas o tropicales.

Vegetación del páramo

En los páramos, que se encuentran a gran altitud, la vegetación ha necesitado de adaptaciones realmente drásticas para sobrevivir a sus bajas temperaturas y fuertes vientos. Son arbustos de hojas fuertes y duras, con capacidad de crecer en suelos áridos y resistentes incluso a la sequía.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de vegetación, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biodiversidad.