Toda la Amazonia podría verse afectada por la contaminación urbana