Twitter quiere ganar creatividad reciclando antiguas cabañas de madera